Janina Sánchez

“Hay que demostrar lo que se sabe, se puede hacer y se quiere desarrollar”

La oficina de Alumni, Campus Lima, organizó la conferencia “Claves para las entrevistas laborales”, dirigida a los alumnos de los últimos años de carrera.

Por Diana Seminario.

foto2La entrevista es el contacto individual y directo con el entrevistado, donde éste debe convencerlo de que es la persona idónea para el puesto. “El nerviosismo y la ansiedad son normal porque estamos siendo evaluados. El objetivo es obtener el puesto y para eso hay que demostrar lo que se sabe, lo que se puede hacer y lo que se quiere desarrollar. Se debe demostrar interés y causar impresión positiva”, explicó Janina Sánchez, psicóloga de la Universidad de Piura –Campus Lima especializada en Recursos Humanos.

Para Sánchez, “mediante una entrevista se busca conocer el carácter y temperamento de la persona, su personalidad, si tiene iniciativa, autónoma o si ha tomado decisiones en su vida. Estas son características básicas que toda institución busca, además del trabajo en equipo, responsabilidad y habilidades sociales. Esto no quiere decir que una persona tímida no pueda ingresar a  una empresa”.

La psicóloga mencionó que antes de asistir a una entrevista, la persona debe hacer un autoanálisis para conocer sus fortalezas, debilidades, oportunidades de mejorar y amenazas. Además, considera importante conocer información acerca de la empresa a la que postula. Durante de la entrevista, la especialista aconseja mantener el contacto visual con el entrevistador, hablar con fluidez y firmeza, vocalizar, no utilizar palabras ordinarias, no adelantarse a lo que el entrevistador indica y tratar de demostrar todo lo que se dice. Por otro lado, añadió que el entrevistado puede hacer preguntas sobre la empresa, el trabajo, el área a la que postula, si hay inducción, entre otras.

Según la especialista, algunas de las preguntas más frecuentes que realizan las empresas durante la entrevista son: “¿cuál es tu formación académica? ¿tiene alguna especialidad?, ¿cuáles son sus motivaciones y expectativas?, ¿objetivos profesionales?, ¿qué puede desarrollar en el puesto?,  ¿por qué postula en esta área? ¿experiencia laboral?”

Para un adecuado desenvolvimiento, Sánchez señaló algunos aspectos que los postulantes deben tener en cuenta como “llevar su currículo, poner el celular en silencio y guardarlo, rellenar formulario de forma pulcra, dar la mano con firmeza, no adelantarse a lo que el entrevistador dice, cuidar la comunicación no verbal, adoptar la actitud a la del entrevistador, entusiasmo por el puesto y la empresa, hincapié en sus talentos y logros, responder preguntas sinceramente y de forma directa. Además, no hablar de manera negativa del antiguo jefe, pensar lo que se va a responder, realizar preguntas pertinentes, evitar, mostrar disposición de aprender”. Asimismo indicó que los entrevistadores suelen plantearse tres preguntas importantes relacionadas a las cualidades que tiene para el puesto; cuáles son sus planes a futuro y  el motivo por el cual abandonó su anterior trabajo.

Sánchez explicó que una apariencia descuidada, la falta de interés, la priorización del dinero, las críticas hacia sus superiores, la incapacidad para expresarse, la falta de confianza, el cinismo, la indecisión, la falta de modales y cortesía, el ser intolerante, y el evadir preguntas no son actitudes adecuadas.

Al finalizar, la experta en Recursos Humanos recordó que el no quedar elegido no significa que no se sea apto para otro perfil. “Las empresas buscan trabajadores con iniciativa, confiables y emprendedores, con flexibilidad, proactivos pero esto debe ser demostrado en la entrevista personal”.

Sesiones de continuidad

Próximamente


SUSCRÍBETE A DESDE EL CAMPUS


Conoce los Términos de uso de datos de la Universidad de Piura.