Pablo Domínguez

“Para emprender hay que tener en cuenta la oportunidad y el espíritu emprendedor”

La Oficina Alumni Campus Lima realizó la actividad "Emprendimiento e innovación".

Por Diana Seminario.

2“Cuando uno realiza un emprendimiento puede enfrentarse a obstáculos; en esa situación, la persona tendría que ser capaz de sostener su idea de negocio o cambiarla, eso dependerá de cada circunstancia”. El emprendimiento requiere de un descubrimiento; muchas veces son cosas que ya se conocen pero que se plantean de una forma nueva. Pablo Domínguez, miembro del Comité del Programa Familias en Negocios (FEN) del PAD – Escuela de Dirección, mencionó que hay dos cosas importantes a tener en cuenta en el tema de emprendimiento: las oportunidades, ya que sin esto no habría emprendimiento y el espíritu emprendedor, porque se puede tener una oportunidad pero finalmente no animarse a ejecutarla.

El especialista explicó que en la práctica se encontrará a personas que están buscando oportunidades, otras que hacen negocios y otras que inventan algo. Lo que se genera es una rentabilidad a corto plazo con empleo muy temporal. Por ejemplo, el generador de negocio crea un negocio sobre la base de una actividad personal y lo desarrolla, pero el día que se retira del negocio no hay perspectiva de continuidad. El innovador, quien crea algo nuevo, está demostrado que muchas veces no tiene éxito porque está muy centrado en el producto y no va más allá. Por último, el creador de empresa, quien es la persona que tiene una oportunidad, una mirada de lago plazo desde el principio, busca además preparar a la organización por si se presentan dificultades para ser capaz de diversificar.

En cuanto a las motivaciones de emprender, Pablo Domínguez explicó que la mayoría se anima a emprender un negocio por autonomía, para llevar la rienda de su propio destino. “Otro tema es el poder de decidir y la necesidad de creación. Si una persona tiene altos deseos de autonomía y deseos de crear algo nuevo entonces tendremos lo que se llama emprendedor de oportunidad. Si hay débil necesidad y solo se busca poder entonces estamos en la línea de carrera de una empresa”.

Para Domínguez, se distinguen dos tipos de emprendimiento: por oportunidad, cuando alguien toma la necesidad de emprender, pero primero ha evaluado y realizado su plan de negocio; y el de necesidad , que surge cuando una persona, por ejemplo, se queda sin empleo. “En el Perú, la necesidad es mayor que la oportunidad”.

Sesiones de continuidad

Próximamente


SUSCRÍBETE A DESDE EL CAMPUS


Conoce los Términos de uso de datos de la Universidad de Piura.