“El que no hace las cosas con pasión, no las hace de verdad”

Úrsula Nicolini, cofundadora del primer market place peruano para marcas independientes de diseño y regalaría (Deferia.pe), nos habla del emprendimiento y de la importancia de ser apasionados en el trabajo.

Por Maria Gracia Zapata.
UN ya

Durante sus más de ocho años de trayectoria en el sector retail, Úrsula Nicolini ha trabajado para grandes marcas. Trabajar como personal shopper para Prada, en Madrid, y como Brand Manager para Saga Falabella en Perú, fueron algunas de sus experiencias. Sin embargo, ella siempre buscó “hacer algo más”. Hasta que, finalmente, decidió lanzarse a la piscina del emprendimiento y, junto a su socia Giselle Bruce, fundó Deferia.pe: el primer market place en el Perú dedicado a vender productos de marcas independientes de diseño y regalaría.

Hace unos días, Úrsula participó como ponente en la I Conferencia de Empleabilidad y Emprendimiento (CONEE) que organizó la Oficina de Alumni de la Universidad de Piura. Conversamos con ella y nos compartió su lema favorito: “Apostar y ser apasionado por lo que uno quiere”, pensamiento que, asegura, le ha ayudado a seguir abriéndose camino en el mundo empresarial.

DZ8A4385

¿Cómo fue iniciar tu propia marca luego de trabajar para grandes empresas?

No he dejado de trabajar para otras marcas. Si uno se organiza bien, puede hacer de todo. Yo lancé Deferia.pe, que es mi emprendimiento, en diciembre del año pasado; pero siempre he trabajado a la par. Esa cultura de trabajar y buscar hacer más cosas en paralelo la heredé de mi mamá. Ahora también soy madre de familia y esposa.

¿Cómo fueron los inicios de Deferia.pe?

Desde que inicié con el desarrollo del proyecto, mucha gente del medio me decía que me iba a demorar un montón de tiempo. Pero con la fuerza que teníamos mi socia y yo, las ganas y la garra, lo lanzamos en tres meses y lo sacamos adelante. Ahora nuestro proyecto ya tiene un nombre y está yendo para arriba, poquito a poquito: tenemos más de 80 marcas independientes trabajando con nosotras, pero seguimos en la búsqueda de otras más.

¿Solo se necesita una buena idea para hacer un negocio?

No es solo una buena idea. Creo que a veces somos muy artistas, muy volátiles… Es verdad que la mayoría de grandes emprendimientos nacieron de una buena idea, pero también es necesario saber plasmar esa idea creativa en un papel y crear una metodología de trabajo: definir la propuesta, crearle valor, pensar en cómo hacer que le guste el producto al cliente. El tema de la organización es fundamental. Es importante también que tus ideas estén claras desde el comienzo. A veces pasa que en el camino te vas enamorando de otras cosas y pierdes un poco el norte. Es importante tener el punto claro de a dónde quieres llegar y qué quieres conseguir.

¿Qué otras características deben tener las personas emprendedoras?

No existe un perfil definido. Hoy un emprendedor puede ser cualquiera que tuvo una idea y la supo desarrollar. Emprender es eso: evolucionar algo que tienes como idea y volverlo real. Desde una bodega, hasta una startup tecnológica. Lo bueno del emprendimiento es que es parte de tu ADN y se vuelve algo que te pertenece, un negocio que tú manejas.

¿A qué retos se enfrenta un emprendedor peruano en la actualidad?

Hoy por hoy, el emprendimiento en el Perú sí es complicado, porque todavía no hay un sistema de impuestos para una microempresa. Se te van prácticamente todos tus ingresos pagando los impuestos. Pienso que, con toda la fiebre de startups que hay en el país, sería ideal que el gobierno considere hacer una estructura de impuestos para estas pequeñas empresas. La idea es no afectar a estos emprendimientos, sino empujarlos a ser más,  porque de estas pequeñas empresas pueden salir grandes ideas para el país.

¿Qué significa para ti “ser apasionado en lo que uno hace”?

Es uno de mis lemas favoritos. El que no hace las cosas con pasión, no las hace de verdad. Lo más importante es que la gente crea en tu propuesta y, para lograrlo, uno debe estar seguro de lo que está haciendo y transmitirlo. El otro lema clave en mi vida es: Si uno no está bien consigo mismo, no puede estar bien con los demás. Por eso yo siempre sugiero tener un balance en la vida familiar y laboral, antes de pensar en desarrollar un negocio.

¿Buscar hacer algo que te apasione o encontrar la pasión en algo que ya haces?

Como tengo la vena emprendedora, siempre estoy buscando cosas nuevas. Pero creo que también es importante encontrar la pasión en eso que ya haces. Es importante buscar que lo que haces te enamore todos los días. Como parte de mi desarrollo creativo, siempre estoy buscando cosas ideas frescas, que no necesariamente se vayan a convertir en un emprendimiento, pero que sí aporten y retroalimenten mi trabajo.

Compártenos tres pequeños consejos para los jóvenes con espíritu emprendedor:

  • Si tienes una idea, arriésgate. El que no arriesga, no gana.
  • Nunca hay un momento perfecto para nada. Lo importante es que comiences con tu proyecto, al final todo va cayendo sobre la marcha.
  • Es muy importante el trabajo en equipo. Cuando uno es emprendedor, debe aprender a delegar funciones y responsabilidades, para no caer en el micromanagement.

SUSCRÍBETE A DESDE EL CAMPUS


Conoce los Términos de uso de datos de la Universidad de Piura.

Comparte

Desde UDEP Hoy

Esta entrada fue publicada en UDEP Hoy en la sección Académico, Campus y etiquetada con , , , , , . Guarda el enlace.