Publicado el en Nº 83.

Los alumnos del curso Edificación II del Programa de Arquitectura desarrollaron el proyecto experimental aplicado “Módulo Niño Costero”. Para su diseño y construcción, aplicaron una adecuada combinación de materiales tradicionales, propios del desierto piurano, como la quincha y pies derechos de eucalipto, utilizados como parte de la estructura de soporte en las viviendas tradicionales del desierto.

Otros materiales empleados fueron la estera de carricillo, comúnmente utilizada para cerramientos en viviendas y techos; carrizo y barro, que conforman la quincha artesanal; platinas metálicas, latillas de bambú, pernos industriales, para uniones y selladores de protección de la madera. Los alumnos comenzaron la construcción de la vivienda, movidos por la necesidad de ayudar en situaciones críticas o de desastre.

El módulo experimental ha despertado el interés de publicaciones especializadas y organismos de ayuda. Además, sus características y bajo costo le dan gran viabilidad, pues se presenta como una eficaz alternativa de vivienda sostenible, que permite sortear las variables del clima, territorio, temporalidad, costos y bajo impacto para su emplazamiento, pues no necesitan losas de concreto y las mermas en su montaje son mínimas.

En su diseño y ejecución participaron los alumnos: Ana Castro Lozada, Arnold Castro Zurita, María Chinguel Rivera, Alejandra Coronado Lizarzaburu, Loc Wing Fong Culquicóndor, Ana Isabel Galarza Pacheco, Jorge Guardado Martínez, Úrsula Izquierdo Orejuela, Martha Lama Bustamante, María Otero Seminario, José Alejabo Villegas y Betsy Pingo Mezones, todos dirigidos por el arquitecto Carlos Pastor Santa María.

Comuna: El proyecto es viable

El grupo Comuna, formado por organizaciones de apoyo social de Lima, estuvo en Piura con el objetivo de ayudar a una localidad  afectada por las inundaciones y los huaicos. Consideró el proyecto como viable.