La Universidad de Piura, en alianza con el Comité Peruano de Socorro a los Niños (CPSN), implementará el Centro de Atención Psicológica Sonqo, con el objetivo de brindar servicios de psicología clínica (psicoterapia) y educativa a la población de escasos recursos, en el distrito de Chorrillos.

Publicado el en Nº 83.

Este Centro de atención psicológica iniciará oficialmente sus actividades en el 2018. En él se atenderá a niños, adolescentes y padres de familia en las áreas de consejería familiar, desarrollo personal, problemas de conducta, desórdenes del ánimo (depresión, control de la ira, etc.) y otras.

El convenio interinstitucional para la implementación y funcionamiento de Sonqo fue suscrito por el rector de la Universidad, Sergio Balarezo Saldaña; y la directora del CPSN, Myrna Delgado de Rehwaldt.

Sonqo también será una oportunidad de formación profesional para los alumnos del programa académico de Psicología, quienes atenderán a los beneficiarios, bajo la supervisión de especialistas con reconocida experiencia y trayectoria.

Durante la firma del acuerdo, la titular del CPSN destacó el trabajo que se realiza, desde la década del 40, así como las expectativas de formación integral que esperan lograr con esta alianza. Por su parte, el doctor Balarezo señaló que este proyecto se alinea a los planes de formación de la Universidad, así como a su proyección social, muy presente desde sus inicios.

Carey Campbell, directora de Sonqo, remarcó la gran oportunidad que ofrece el proyecto de atender a las personas más necesitadas, para contribuir con la salud integral de los beneficiarios.

Sonqo un corazón por los niños (1)

Para saber

El CPSN es una asociación de carácter benéfico-social que procura la formación integral de los niños de Chorrillos que viven en condiciones de pobreza y pobreza extrema. Desde hace 40 años, trabaja para que puedan tener educación de calidad y la formación necesaria para establecer relaciones familiares constructivas.

En el distrito de Chorrillos, además de la zona urbana, existe una zona periférica en la que se ubican 20 asociaciones de vivienda y 107 asentamientos humanos.