La biomasa no es un desecho, es un subproducto con valor agregado. Esta fue la principal idea vertida por los expertos de Inglaterra, México, Colombia y Perú reunidos en el primer taller internacional sobre biomasa realizado en nuestro país.

Publicado el en Nº 88.

Del 11 al 14 de junio, en el workshop “Sustainable Biomass Processing and Conversion” (Suspire), los ponentes destacaron los estudios que llevan a cabo en sus regiones y el país. Más de 20 instituciones académicas y empresariales se dieron cita en el encuentro organizado por la UDEP y la Universidad de Surrey (Reino Unido), en el marco del programa internacional Researcher links, del Fondo Newton-Paulet, establecido entre el gobierno del Reino Unido y el Consejo Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación Tecnológica (Concytec).

Abordaron temas relacionados con la intensificación sostenible en procesos de biomasa y su conversión, el aprovechamiento del potencial de estos procesos en el Perú para reemplazar los recursos no sostenibles y el impacto socioeconómico de la remediación de tierras mediante cultivos de bioenergía para producción agrícola, que contribuirán a la
seguridad alimentaria y el desarrollo sostenible.

“La biomasa, como tal, tiene un efecto negativo en
el ambiente y requiere ser convertida en energía lo
más pronto posible, con la finalidad de satisfacer las
necesidades locales y regionales y cumplir su rol de
lograr un ambiente limpio y sin polución”.

— Claudio Avignone Rossa. University of Surrey.