Publicado el en Nº 91.

“Me siento orgulloso por todo lo que ha logrado la Universidad de Piura en estos 50 años. Yo soy limeño de nacimiento, pero piurano de corazón. Me siento muy agradecido de haber podido estudiar en esta Universidad, donde priman la exigencia académica y el ambiente familiar. Yo soy de la tercera promoción de Ingeniería Industrial y recuerdo que tenía unos profesores estupendos y exigentes que beneficiaban mi desarrollo profesional. En estas Bodas de Oro, lo que más me gusta es que la Universidad de Piura tiene un verdadero espíritu y mantiene los principios de la doctrina cristiana”.