ARTÍCULO DE OPINIÓN

El Perú en el Indicador de Desempeño Logístico

La pandemia que aún vivimos no ha hecho otra cosa que desnudar nuestra verdadera situación en muchos pilares estratégicos para nuestro desarrollo como país; uno de ellos, la logística.

Por Eduardo Sánchez, el en El Tiempo.

A inicios del siglo pasado, William T. Kelvin (Lord Kelvin), físico y matemático británico acuñó la frase: “lo que no se define, no se puede medir”. Posteriormente, Peter Drucker, experto consultor en management complementó la frase y definió otra: “lo que no se mide, no se puede mejorar”.

En este contexto, desde el 2007, el Banco Mundial (World Bank) elabora un reporte bianual denominado “Logistics Performance Indicator” (LPI). Este reporte tiene como finalidad brindar, por cada país, un indicador numérico de su desempeño logístico, que mide la eficiencia con la que las cadenas de suministro conectan a las empresas con las oportunidades nacionales e internacionales.

La elaboración del reporte requiere información en seis dimensiones logísticas de comercio. 1. La eficiencia del despacho de aduanas y gestión de fronteras. 2. La calidad de la infraestructura relacionada con el comercio y el transporte. 3. La facilidad de organizar envíos internacionales a precios competitivos. 4. La competencia y calidad de los servicios logísticos. 5. La capacidad de seguir y rastrear envíos. 6. La frecuencia con la que los envíos llegan a los destinatarios dentro del tiempo de entrega programado o esperado.

A través de técnicas estadísticas, el reporte LPI integra la data de cada una de las dimensiones descritas previamente, define un indicador general y clasifica a 163 países del mundo. En esta clasificación, el Perú, ocupa el puesto 83 a nivel mundial con un indicador de 2,69. Nuestro país es superado por países como Chile (el mejor en Latinoamérica, puesto 34), Panamá, México, Brasil, Argentina Ecuador, etc.

Esta posición mundial no es sorprendente si sabemos que, en nuestro país los costos e ineficiencias logísticas se han constituido en grandes obstáculos para la mejora de la competitividad de las empresas. En una realidad más cercana a nuestro día a día, todos hemos tenido experiencias logísticas negativas en nuestra vida diaria: envío documentos a nivel nacional, compras de productos a las grandes cadenas de tiendas por departamento, etc. La pandemia que aún vivimos no ha hecho otra cosa que desnudar nuestra verdadera situación en muchos pilares estratégicos para nuestro desarrollo como país; uno de ellos, la logística.

La razón por la que escribimos este artículo es ilustrar el punto de partida actual para nuestro país en la mejora del desempeño logístico. Como decía Peter Drucker, si no tenemos un punto de partida, difícilmente tendremos un punto de llegada.

Este es un artículo de opinión. Las ideas y opiniones expresadas aquí son de responsabilidad del autor.

Próximamente


SUSCRÍBETE A DESDE EL CAMPUS


Conoce los Términos de uso de datos de la Universidad de Piura.

Archivo de noticias