Alimentación balanceada para estudiantes universitarios

Para sentirse saludable y con energía se debe mantener una alimentación balanceada, pues las actividades diarias de los estudiantes universitarios implican un fuerte desgaste físico e intelectual.

Por Milagros Merino.

A continuación, detallo 5 hábitos saludables que debes aplicar en tu alimentación durante la etapa universitaria:

  1. Desayuna todos los días. El desayuno inicia la actividad del metabolismo interno, ya que rompe con el ayuno nocturno que
    realizamos mientras dormimos. Esta comida te proporcionará los nutrientes necesarios para iniciar tu día de manera correcta eliminando sensaciones como cansancio, estrés, ansiedad, enojo o hambre.
  2. Menos cantidad en porciones y más comidas al día. Recuerda siempre considerar 5 comidas al día: 3 principales (desayuno, almuerzo y cena) y 2 refrigerios o snacks saludables (media mañana y media tarde).

    Este hábito mantendrá los niveles de glucosa en la sangre y, consecuentemente, los niveles de energía y productividad. Contrariamente, si te alimentas con poca frecuencia tu nivel de azúcar en la sangre bajará y cuando, finalmente, decidas comer seguramente que lo harás en exceso.

  3. Hidrátate correctamente. El agua transporta los nutrientes a través de todo nuestro cuerpo, mejorando el funcionamiento de nuestros órganos y manteniendo la concentración; por tal motivo, si no bebes suficiente agua durante el día tu cerebro y tu cuerpo sufrirán las consecuencias y puedes sentir fatiga y hasta dolor de cabeza. Recuerda: bebe 8 vasos de agua al día.
  4. Consume frutas y verduras. Ambos alimentos tienen cualidades nutricionales únicas, son bajas en calorías, contienen gran cantidad de agua, vitaminas hidrosolubles como la C, ácido fólico, vitaminas del complejo B, vitaminas liposolubles como beta carotenos, vitamina A, E y K, minerales donde se destaca el potasio, magnesio y fibra. Recordemos: consumamos 5 porciones diarias entre frutas y verduras.
  5. Evita la comida chatarra. Si bien optar por este tipo de comidas puede ahorrarte bastante tiempo y dinero, las consecuencias en tu organismo y tu mente no son nada positivos. Las dietas con un alto contenido de azúcares y grasas pueden suprimir la actividad de un péptido del cerebro denominado BDNF (factor neurotrófico derivado del cerebro), que ayuda en la formación de la memoria y el aprendizaje.El cerebro contiene sinapsis responsables del aprendizaje y la memoria y comer demasiadas calorías puede interferir con la producción saludable y el funcionamiento de la sinapsis. Un abuso de esto puede producir cansancio, problemas digestivos, sobrepeso, obesidad entre otros.

Para recordar:

  • Evita el cigarro y el alcohol.
  • Realiza actividad física.
  • Respeta las horas de sueño (debes dormir lo suficiente).

 

Próximamente


SUSCRÍBETE A DESDE EL CAMPUS


Conoce los Términos de uso de datos de la Universidad de Piura.