En junio se elegirá al ganador

Cinco finalistas en la XXIV edición del Premio Esteban Campodónico

Cinco candidaturas fueron seleccionadas como finalistas al Premio Esteban Campodónico por servicios a la sociedad peruana que, en su vigésimo cuarta edición, convoca al área de Servicios Directos a la Sociedad.

Por Melody Canales.
Miembros del Jurado del Premio Esteban Campodónico 2018.

El ingeniero Abel Cruz Gutiérrez, del Movimiento Peruanos sin Agua, la Asociación de Ayuda al Niño Quemado (Aniquem); la Asociación de Voluntarias por los Niños con Cáncer – Magia, el Instituto de Adoratrices del Santísimo Sacramento y de la Caridad (Iraes) y el Voluntariado de la Clínica San Juan de Dios fueron elegidos por el Jurado 2018, del Premio Esteban Campodónico, compuesto por destacados profesionales del país en distintas áreas y especialidades.

Agua para los más pobres
Desde hace más de quince años, Abel Cruz Gutiérrez trabaja para solucionar el problema de abastecimiento de agua y saneamiento en zonas olvidadas de Lima, Cusco, Moquegua y Tacna. A través del Movimiento Peruanos sin Agua captura agua de la neblina con sistema de los atrapanieblas (mallas de plástico que llevan agua y no requieren energía eléctrica); y provee de agua y desagüe por medio de autofinanciamiento de la propia comunidad.

Su proponente, la Incubadora de Empresas Innovadoras 1551, de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos, destaca el beneficio otorgado a más de 30 000 personas de zonas vulnerables.

Más allá de las quemaduras
La Asociación de Ayuda al Niño Quemado – Aniquem lleva casi dos décadas de labor ininterrumpida brindando servicios de rehabilitación integral y gratuita a niños y adolescentes con secuelas severas de quemaduras. Asimismo, promueve una cultura de prevención frente a estas  lesiones.

Esta entidad sin fines de lucro, propuesta por el Voluntariado Manos Abiertas de Trujillo, atiende a más de cinco mil pacientes al año, entre niños y adolescentes; el 70% son menores de 5 años.

 

La magia cura el cáncer
Su misión es que ningún niño con cáncer se quede sin tratamiento por falta de recursos económicos y, desde el 2010, la Asociación de Voluntarias por los niños con Cáncer – Magia trabaja para conseguirlo. Gracias a diversas donaciones, adquirieron el primer albergue para crear la magia de hacer realidad ese sueño. Desde la Casa Magia, cubren las necesidades integrales de niños con cáncer provenientes de familias de escasos recursos y los albergan para hacerles seguimiento diario con personal calificado.

“Estamos orgullosos de la labor social que ‘Magia por los niños con cáncer’ desarrolla”, afirma CK Holding Group, la corporación proponente. Casa Magia posee instalaciones en Piura, Lima, Cajamarca, Chiclayo, Trujillo, Ayacucho, Arequipa y Cusco.

Contra la violencia a la mujer
En el 2016, la Defensoría del Pueblo registró 1773 mujeres víctimas de trata de personas en el Perú. El Instituto de Religiosas Adoratrices del Santísimo Sacramento de la Caridad – Iraes realiza una labor humanitaria de acogimiento, rehabilitación y empoderamiento de mujeres, en su mayoría jóvenes, en situación de trata con fines de explotación sexual,  para que puedan desarrollarse con libertad en la sociedad.

Esta candidatura, propuesta por el Programa Nacional contra la Violencia Familiar y Sexual, del Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables, resalta el trabajo de educación y formación en talleres técnicoproductivos para que estas mujeres puedan realicen pequeños emprendimientos y se desempeñenen el mundo laboral, recuperando su autoestima.

Amor, solidaridad y rehabilitación
La Clínica San Juan de Dios es la institución referente en la ortopedia y rehabilitación infanto-juvenil. Para desarrollar su misión de brindar apoyo y atención integral a niños y niñas menores de 18 años con discapacidad, cuenta con el trabajo y máxima entrega de las damas del Voluntariado de la Clínica San Juan de Dios.

Las damas voluntarias, con presencia a nivel nacional, trabajan desde hace 65 años al servicio de los pacientes de escasos recursos pagando consultas médicas, terapias, análisis clínicos e intervenciones quirúrgicas. Además, dedican determinadas horas semanales a la generación de ingresos para el autosostenimiento del voluntariado.

El Premio Esteban Campodónico
Busca reconocer, en el área de Servicios Directos a la Sociedad, a instituciones o personas con logros relevantes de apoyo social directo, en beneficio de la sociedad y en particular de los grupos más vulnerables. La presente edición otorgará un premio de $ 40 000 dólares, un diploma de honor y una medalla al ganador de esta convocatoria.

El resultado final  será publicado oportunamente a través de la web oficial del Premio: www.udep.edu.pe/campodonico y difundido en la prensa nacional, según se indica en las Bases.


SUSCRÍBETE A DESDE EL CAMPUS


Conoce los Términos de uso de datos de la Universidad de Piura.