Premio Campodónico 2011

UDEP se une al pesar causado por el fallecimiento del científico peruano Julio Kuroiwa

“El objetivo de mi vida es reducir al máximo las enormes pérdidas humanas y materiales que podría generar un terremoto y tsunami de gran magnitud”, dijo el Ing. Julio Kuroiwa, cuando recibió el Premio Campodónico.

Por Elena Belletich.
El ingeniero Kuroiwa ganó el Premio Esteban Campodónico en el 2011.

El experto sismólogo Julio Kuroiwa falleció el martes 9 de julio a los 83 años de edad: “Sin duda, es una pérdida grande para sus familiares, amigos y para la comunidad científica, pero queda su ejemplo de profesional ejemplar, con espíritu de servicio y amor al Perú”, expresa el doctor Antonio Mabres, docente e investigador de la Universidad de Piura.

Señala además, el país esta agradecido a este gran científico peruano, quien “ha contribuido a la formación de muchas generaciones de estudiantes de Ingeniería Civil en la Universidad Nacional de Ingeniería, y de posgrado de distintas universidades”.

El ingeniero Julio Kuroiwa recibió el Premio Campodónico 2011, en el Área de Actividad Profesional Destacada, organizado por la UDEP y la Fundación Clover. En sus palabras de agradecimiento mostró, una vez más, su preocupación por la protección de las poblaciones vulnerables: “Hay que proteger la vida de los peruanos de menores recursos; de aquel 45% de compatriotas que viven en casas vulnerables de adobe y tapial, sobre suelo blando. Esto solo se podrá lograr si se trabaja en equipo”.

El destacado científico visitó nuestra casa de estudios en más de una ocasión: las más recientes: el 2013, para dictar una conferencia sobre la gestión de los desastres naturales y presentar el libro “El Oro de la Aldea Desarrollo Local Sostenible: Reto de los Municipios del siglo XXI”, del cual es coautor; y el 2017, para exponer la “Gestión del riesgo de desastres en la región noroeste del Perú 2017-2030”, en el “Youth for Development”, organizado por los estudiantes promocionales de la Facultad de Ingeniería.

Es esta ocasión, en la que también sostuvo entrevistas con las autoridades regionlaes, para apoyar las acciones de Reconstrucción con Cambios, Julio Kuroiwa dijo sobre la Universidad de Piura: “Me siento como en casa porque durante El Niño 82-83 y el del 97-98 mi centro de operaciones fue la UDEP. Trabajamos mucho con el doctor Antonio Mabres. Se desarrollaron cerca de 30 tesis relacionadas con los desastres de esas épocas. Creo que no basta tener calidad profesional; sino que, más que nada, hay que tener calidad humana, conforme lo han demostrado los profesionales egresados de esta universidad”.

Sobre Julio Kuroiwa
Dedicó más de 40 años al estudio de los efectos locales de sismos, tsunamis, actividad volcánica e inundaciones, incluyendo los efectos del fenómeno El Niño.

Estuvo en la lista de los dos mil científicos destacados del siglo XX, en la estadística del Centro Biográfico de Cambridge, Inglaterra. Desarrolló más de 90 trabajos sobre desastres naturales y tecnológicos, presentados en conferencias mundiales, seminarios y en congresos internacionales y nacionales.

Su biografía está incluida en las publicaciones “Quién es Quién en el Mundo” (1997, 1999 y 2001) y “Quién es Quién en la Ciencia e Ingeniería” (En 1985 y en la edición del milenio 2000 -2001), publicadas por Who’s Who in America, Chicago. Recibió varias distinciones internacionales como: el premio Naciones Unidas Sasakama-UNDRO Prevención de Desastres, 1990.

Además, el directorio del Instituto Biográfico de EUA lo distinguió como uno de los 500 líderes de influencia en el mundo, en el 2001.

Próximamente


SUSCRÍBETE A DESDE EL CAMPUS


Conoce los Términos de uso de datos de la Universidad de Piura.