¿Qué tan lejos es… demasiado lejos?

En lugar de preguntar hasta dónde puedo llegar en mis “manifestaciones de afecto” con una chica, sería mejor que nos preguntemos hasta dónde puedo llegar a quererla de verdad. Hasta que no tengamos esta transformación de corazón y de voluntad, va a ser muy difícil determinar dónde establecer los límites físicos de una relación. Si no te das cuenta de que con los límites estás protegiendo algo, pensarás que son simples reglas que están ahí para molestarte. Además, siempre que trabajamos con el típico “qué tan lejos es demasiado lejos”, terminamos llegando al límite y es ahí cuando perdemos el sentido y vamos cediendo poco a poco.

Tenemos que recordar que la pureza, no es una cuestión de estar a un lado de la línea que se ha puesto como límite. Es una batalla por los corazones y las mentes, así como por nuestros cuerpos. El hecho de que un hombre no haya cruzado “la línea” no significa que él es puro. Puede significar que él nunca ha tenido la oportunidad de cruzarla.

Aquí están algunas pautas de cómo podríamos saber qué tan lejos es demasiado lejos. Cada vez que estás pensando en hacer algo con una chica, pregúntate si lo harías si tus padres estuvieran en la habitación. En el fondo todos sabemos lo que es puro y lo que no lo es.

Muchas veces es tamos tan involucrados en las relaciones intensas que es difícil mirar dentro de nuestros corazones. Un joven dijo: “Yo oí decir que se puede conocer a alguien por las cosas que hace en privado. Me gustaría ir un paso más allá y decir que puedo conocer a alguien por las cosas que hace con su novia”. [1] Algunas personas asumen, “Mientras no cruce la línea, estoy bien”. Se comparan con el resto, y mientras vean el mundo desde esa perspectiva, sentirán que tienen razón.

Hazte un favor: no te pongas técnico y empieces a pensar en dibujar una línea de la pureza. Si no puedes decidir que una acción está yendo “muy lejos”, escucha a tu conciencia. Toma decisiones que enriquezcan el corazón de tu futuro enamorado(a).

¿Y la “línea”? Para empezar, hay que entender que la línea comienza en la mente. Tan pronto como comienzas a codiciar a una chica, detente. En lo que respecta a las líneas físicas, recuerda el, “No toques lo que no es tuyo.”

Seguro esto te suena como que mucho no, no, no y no, pero míralo de la siguiente manera: hay una carretera en California que recorre toda la costa. Imagina que vas manejando con tu auto deportivo, y un amigo te dice: “Aquí hay otra de esas estúpidas barreras de protección. Y luego mira, otra señal que indica que se acerca una curva cerrada y de pronto te dice: no entiendo este sistema de señalización, no sirve para nada, no te deja ser libre y pretende decirte qué hacer”. Lo más probable es que después de haber escuchado esto no permitas que este amigo maneje tu auto.

Casi siempre nos aburrimos de escuchar diferentes reglas morales, pero estas están ahí por la misma razón que las barandas y postes indicadores en la carretera a lo largo de la costa del Pacífico. Si quieres expresar tu libertad a medida que avanzas por la carretera, eres libre de hacerlo. Pero nuestro cuerpo y su futuro valen mucho más que un auto deportivo.

Si ya has intentado todo durante años, que más vas a perder, intenta con esto. No te arrepentirás. He hablado con más de un millón de adolescentes sobre el sexo y las relaciones, y nunca he conocido a alguien que no se arrepienta de lo que hizo. Lamentan lo que han hecho, no lo que han ahorrado.

Imagínate que estas saliendo con una hermosa chica, y ella nunca ha besado a nadie sólo porque quería guardar esa experiencia para su esposo. ¿Qué hombre no se sentiría alagado por su integridad y pureza? ¿Qué hombre la mandaría para que vaya un poco más lejos con otros hombres? Si nosotros fuéramos tan honrados por ella, ¿Porque no nos esforzamos y hacemos sentir a una mujer igual?

[1]. True Love Waits, April 15, 2001.

 


 

 

¿Por qué tengo que cambiar mi forma de vestir? Si un hombre tiene la imaginación mal, ese es su problema.

Si estás harta de la forma en que los chicos suelen tratar a las mujeres y te preguntas qué se puede hacer para cambiar esto, la modestia es la solución. El problema es el siguiente: muchos hombres hoy no saben cómo relacionarse con ellas. Gran parte de la solución está en manos de las mujeres. Wendy Shalit dijo: “Últimamente, se cree que sólo los hombres pueden enseñar a otros hombres a comportarse con las mujeres, pero ellos tienen que ser inspirados en primer lugar por ellas, lo suficientemente inspirados para pensar que ellas son dignas de ser enamoradas. “. [1]

¿Cómo sucederá esto? Bueno, muchas mujeres jóvenes saben que tienen el poder para seducir a un hombre, pero solo algunas chicas son conscientes de que su feminidad también tiene el poder para educar a un chico. La forma en que se viste una chica (por no mencionar la forma en que habla, baile, etc.) tiene una extraordinaria capacidad para ayudar a dar forma a un hombre en un caballero o en una bestia.

He leído decenas de miles de páginas de información acerca de las relaciones y la sexualidad humana, pero ninguna me decía como tratar a una mujer, y no logré aprender hasta que salí con una que se vestía modestamente. Fue increíble, y me di cuenta por primera vez que la vestimenta inmodesta no permite que veamos a una mujer por quien es. La ropa inmodesta podría atraer a un hombre hacia el cuerpo de una chica, pero lo distrae de verla como una persona. Como un hombre dijo: “Si quieres que un hombre te respete, y quizás que sea tu enamorado, entonces demuéstrale que te respetas a ti misma y que te reconoces como digna”. [2]

Una mujer que se viste modestamente inspira a un hombre de una manera que yo, sin avergonzarme de admitirlo, no sé cómo explicar. Es porque transmite todo su valor. Cuando una chica se viste así, puedo tomarla como lo que es, porque no luce desesperada por llamar la atención. Esta chica está segura de que vale la pena descubrirla. ¡Eso es increíble! Desafortunadamente, muchas mujeres están tan preocupadas por la atención de los hombres que se olvidan y pasan por alto el poder de convertir sus corazones.

A veces se confunde la feminidad con la debilidad, pero nada podría estar más lejos de la verdad. Una mujer verdaderamente femenina sabe que podría vestirse como una colección de partes del cuerpo y recibir incontables miradas de los chicos. Pero también sabe que tiene la fuerza para dejar espacio para el misterio. En vez de vestirse de una manera que invita a los chicos a la lujuria, se vestirá distinto porque quiere decirles: “Yo valgo la pena esperar.” Ella es paciente y sabe que no tiene que hacer nada para que los chicos le den la atención que se merece. Y entonces, ¿qué es el pudor? No es nada anticuado. Se trata de tomar la belleza natural de la feminidad y adornarla de una manera que refleje una verdadera identidad. Cuando una chica sabe lo que vale, ella no permite que su ropa, conversaciones y gestos la distraigan. Es consciente de que su cuerpo no tiene precio y no debe ser utilizado como cebo para la atención de los hombres.

Cuando una chica lleva puesto algo que no podría ser más apretado por riesgo a cortar la circulación, los chicos se dan cuenta que ella está tratando de decirles: “¡Hey, chicos, lo más grande de mi es mi cuerpo!” Van a mirar y probablemente estarán de acuerdo. Y entonces ellos piensan, si su cuerpo es lo mejor que tiene para ofrecer, ¿por qué debo llegar a conocer su corazón, sus sueños, su personalidad y su familia? Ellos solo quieren llegar a conocer su cuerpo.

Vestirse sin modestia también perjudica las posibilidades de que una chica sea amada. El tipo de chicos que se sentirán atraídos por ella, no será el tipo de chicos que la van a respetar. Cuando una mujer se viste, envía una invitación tácita para que los hombres la traten de la forma en que se ve. Por ejemplo, hace poco vi una revista. En la portada había una mujer que llevaba una falda corta que podría ser confundida con una correa ancha, y en letras grandes negrita a través de la portada decía: “¡Sussy quiere que los hombres la respeten!”, Le deseé la mejor de las suertes y cubrí la revista con algunas otras revistas.

Aunque sé que una chica merece respeto sin importar lo que está usando, el hombre puede decir lo mucho que ella se respeta por cómo está vestida. Si no se respeta, lo más probable es que los chicos sigan su ejemplo. En el corazón de una mujer, no hay ningún deseo de ser un objeto sexual. ¿Hay un deseo de recibir atención, afecto y amor? Claro que sí. Pero, ¿existe el deseo de ser reducido a un objeto? Ninguna chica quiere llegar a eso, pero muchas lo hacen a cambio de recibir gratificación emocional.

Cuando una chica se pone un polo arriba del ombligo, no está pensando en cómo llevar a los hombres a la lujuria. Está pensando, “Este es un top lindo, y se verá perfecto con mis zapatos.” Pero por debajo de este simple deseo de ser atractiva hay un profundo deseo de ser aceptada.

Supongamos que una chica se viste provocativa y se encuentra con un hombre verdaderamente bueno. Este no es mejor debido a como está vestido. Los hombres están más estimulados visualmente que las mujeres, y la falta de modestia puede desencadenar pensamientos lujuriosos. Cuando los hombres albergan ideas impuras, asocian a las mujeres sólo con sus valores sexuales. ¿Una mujer realmente quiere reducir su valor a eso? Si no, entonces ¿por qué no optar por el vestuario más modesto? No hay nada malo en usar cosas que te hacen ver linda, pero esos seductores vestuarios sexys no deben formar parte del closet de una mujer virtuosa.

Si tu corazón está diciendo: “¿Es esto demasiado corto?” O “¿Esto parece demasiado apretado?” ¡Escucha esa voz! Ya te ha respondido esa pregunta. Escucha esa voz por tu bien y por el nuestro. Por tu bien, para darte cuenta de que, como un lago rodea un castillo, el pudor protege el tesoro de la castidad. Y por nosotros (los hombres), ten en cuenta nuestras debilidades en esta área. Es muy fácil para los chicos y chicas encogerse de hombros frente a la responsabilidad que tenemos de ayudarnos unos a otros a mantener la pureza. Por lo tanto, utiliza tu belleza para inspirar a los hombres a la virtud.

[1]. Wendy Shalit, un retorno a la modestia (Nueva York: Touchstone, 1999)., 157
[2]. Mike Mathews, “moda sexy? ¿Qué piensan los hombres? “Lovematters.com.
Adaptación de Jason Evert

info.cat

Catecismo de la Iglesia Católica
  • 2342 El dominio de sí es una obra que dura toda la vida. Nunca se la considerará adquirida de una vez para siempre. Supone un esfuerzo reiterado en todas las edades de la vida (cf Tt 2, 1-6). El esfuerzo requerido puede ser más intenso en ciertas épocas, como cuando se forma la personalidad, durante la infancia y la adolescencia.
  • 2347 La virtud de la castidad se desarrolla en la amistad. Indica al discípulo cómo seguir e imitar al que nos eligió como sus amigos (cf Jn 15, 15), a quien se dio totalmente a nosotros y nos hace participar de su condición divina. La castidad es promesa de inmortalidad.
  • 2350 Los novios están llamados a vivir la castidad en la continencia. En esta prueba han de ver un descubrimiento del mutuo respeto, un aprendizaje de la fidelidad y de la esperanza de recibirse el uno y el otro de Dios. Reservarán para el tiempo del matrimonio las manifestaciones de ternura específicas del amor conyugal. Deben ayudarse mutuamente a crecer en la castidad.
  • 2392 “El amor es la vocación fundamental e innata de todo ser humano” (FC 11).

leer:

  • Amor puro. Autor: Jason Evert.

ver:

pensar:

  • “Los objetos fueron hechos para ser usados, las personas para ser amadas” (Anónimo).