Cantar alegra los corazones: El infinitivo en función nominal

Por , publicado el 21 de octubre de 2019

Junto con el participio (cantado) y el gerundio (cantando), el infinitivo (cantar), constituye una forma no conjugada del verbo, pues carece de morfemas de persona, tiempo y modo; solo presenta las terminaciones no personales -ar, -er, -ir: cantar, poder, sentir. No obstante, en el enunciado Los estudiantes desean cantar villancicos, cantar cumple la función de núcleo del predicado, pues se construye con un complemento directo (villancicos); mientras que en la expresión Cantar alegra los corazones, cantar desempeña la función de núcleo del sujeto, papeles que le corresponde al sustantivo. Se puede apreciar, por lo tanto, que el infinitivo presenta carácter tanto verbal como nominal, por esta razón se le considera una categoría híbrida.

En esta ocasión, nos ocuparemos del infinitivo nominal. Se le conoce así porque cumple las mismas funciones que el nombre o sustantivo. En la expresión Su cantar armonioso me cautivó, el carácter nominal de cantar se manifiesta por los distintos modificadores que lo acompañan, como el posesivo su y el adjetivo armonioso. En el caso de Fumar es dañino para la salud, el infinitivo fumar cumple, por ejemplo, con la función de núcleo del sujeto de la oración al igual que el infinitivo cantar del enunciado anterior.

Los infinitivos nominales de nuestro castellano, de acuerdo con su naturaleza, se clasifican en nominales sintácticos y nominales léxicos. El grupo de los de naturaleza sintáctica corresponde a los infinitivos que aparecen como verbos en los diccionarios (comer, dialogar, dormir, caminar, etc.), pero que en las oraciones configuran grupos nominales: El constante leer nos libra de la ignorancia; Dialogar constituye una medida saludable; Dormir y jugar son actividades fundamentales para el desarrollo del niño. Un rasgo de los infinitivos nominales de naturaleza sintáctica es que se combinan frecuentemente con los verbos que expresan movimiento, acción continua, repetida o en curso, de ahí que se unan muchas veces con adjetivos como constante, frecuente, continuo, incesante, entre otros: Nos sorprendía su incesante caminar.

Por otro lado, los infinitivos nominales de naturaleza léxica —también considerados «falsos infinitivos»— se recogen en los diccionarios como sustantivos. Incorporan a las propiedades sintácticas anteriormente mencionadas (modificador directo, determinante, etc.) otras de naturaleza específicamente morfológica, de ahí que puedan variar de número (el amanecer [los amaneceres], el anochecer [los anocheceres], el atardecer  [los atardeceres], el cantar [los cantares], el haber [los haberes], el parecer [los pareceres], el sentir [los sentires], etc.): El amanecer en la Sierra peruana es impresionante / Los amaneceres en la Sierra peruana son impresionantes; En todo el pueblo se escuchaba el dulce cantar del ruiseñor / En todo el pueblo se escuchaban los dulces cantares de los ruiseñores; Es muy profundo el sentir del artista; Son muy profundos los sentires del artista.

Finalmente, es preciso señalar que, si bien los infinitivos nominales están presentes en la lengua actual, son aludidos con más frecuencia en la lengua arcaica o literaria (Nueva gramática de la lengua española. Manual, 2010: 26.2.1a): «Los muchachos abren tremendos ojos buscando en el horizonte el volar de las velas triangulares y blancas como alas […]. Cada chasquear de las olas, cada silbar del viento les parecía un sonar de quilla o un crujir de vela» (Valdelomar, La paraca [1915]); «Absolvamos el sufrir, / desatemos el callar; / mucho tengo que llorar, /mucho tengo que reír» (Góngora, Absolvamos el sufrir [1625]).

Cynthia Briceño Valiente

2 comentarios

  • Anónimo dice:

    De entrada pensé en el Cantar de los Cantares.

  • Luis DiLeo Villacorta dice:

    Estimada amiga:

    ¿Qué sucede , en las oraciones subordinadas, cuando los infinitivos cumplen la función de núcleos de predicado ?
    Ejemplo: El profesor le hizo borrar la pizarra a su mejor alumno.

    1. El profesor : sujeto
    2. Le : objeto indirecto
    3. borrar la pizarra : objeto directo (oración subordinada sustantiva cuyo N.P. es el infinitIvo BORRAR.
    4. A su mejor alumno : objeto indirecto.
    En su ejemplo “Los estudiantes desean cantar villancicos”, el núcleo de predicado sería la perífrasis verbal : “desean cantar”.

Deja un comentario

×
Secured By miniOrange