De bikini a tankini

Por , publicado el 8 de febrero de 2012

Sol, arena, mar y bikinis son las primeras palabras que se nos vienen a la mente cuando pensamos en el verano y en nuestras playas norteñas. Y si de bikinis hablamos, hay de todo para todas las contexturas, gustos y cualidades. Tenemos desde el clásico bikini hasta el más moderno tankini, pasando por el monokini, el trikini o el string bikini. ¿Primera vez que escucha estas palabras? Dentro de la moda veraniega existen hace algún tiempo, y es que la palabra bikini ha dado ya sus frutos.

Empecemos con la palabrabase: bikini. Respecto a ella trataremos de contestar a tres interrogantes: Cómo se escribe, de dónde viene y qué nuevos términos ha originado. Sobre la primera pregunta, debemos decidir si escribimos biquini o bikini. Ambas son correctas y aceptadas por la Real Academia Española (RAE), aunque se recomienda la primera de ellas, a pesar de que en el uso se prefiere la segunda (forma etimológica). Se trata, además, de una palabra de género masculino en todo el ámbito hispánico, salvo en Argentina, donde se usa en femenino.

La historia de este vocablo se remonta al verano de 1946, hace más de 66 años, cuando Louis Reard presentó, en Francia, una prenda de baño de dos partes y de reducidas dimensiones, que causó gran revuelo en la conservadora sociedad de entonces, especialmente en la española y la italiana que prohibieron su uso. Ninguna modelo profesional quiso lucir el inusual traje de baño, excepto MichelineBernardini, una bailarina de cabaret, quien, según la anécdota, le sugirió el nombre al decirle: “Señor Reard, su bañador va a ser más explosivo que la bomba de Bikini”. Así, esta controversial ropa de baño toma su nombre del Atolón Bikini, uno de los arrecifes de las islas Marshall, en el Pacífico Central, utilizado por Estados Unidos como lugar de pruebas de sus bombas nucleares. El bikini, al igual que este lugar, era una revolución en la época puesto que ambos mostraban cambios en la forma de pensar y de vivir de una sociedad reservada. Entonces, como vemos, por semejanza se creó un nuevo término (neologismo) que muy pronto se convirtió en el nombre de la prenda más sugestiva de la moda. Si pensó que era porque bi significa dos y el bikini tiene dos piezas, se equivocó.

Finalmente, el término bikini está ahora tan alojado dentro del idioma castellano, que su uso en el vocabulario de la moda ha originado varias nuevas denominaciones para los tipos de ropas de baño que se han ido creando: monokini, trikini, tankini, string-bikini, etc. Así, tenemos que el Nuevo diccionario de voces de uso actual, de Manuel Alvar, recoge las palabras: monokini, trikini y bikinimanía (2003). Para los poco conocedores de los estilos del bikini, un monokini es un traje de baño con solo una pieza inferior (comúnmente conocido como topless), mientras que el trikini consta de dos piezas unidas por delante con un pequeño enlace. Existe también el string bikini, cuya parte inferior es la llamada tanga brasilera. Pero esto no es todo, hay un nuevo tipo de bikini, cada vez más usado: el tankini, en el que se mezclan el estilo recatado del tradicional traje de baño con la ligereza del bikini, su pieza inferior va acompañada de un polo o camiseta de tiras.

Como vemos, después de más de 66 años de creación, la palabra bikini nos ha aportado varios términos nuevos con los cuales enriquecer nuestro vocabulario veraniego.

Lady  Olivares Mauricio

Deja un comentario

×