¡Dios no es una entelequia!

Por , publicado el 16 de agosto de 2013

recomendacion_oficial

Etimológicamente, la palabra entelequia  deriva del latín entelechĭa, y este a su vez de la palabra griega ντελέχεια, ‘realidad plena alcanzada por algo’ (DRAE 2001). Irónicamente, significa algo irreal: Dios no es una entelequia porque existe y es el motor de nuestras vidas. Asimismo, según la filosofía aristotélica, sería el ‘término o la culminación de una actividad que la completa y la perfecciona; la labor constante hacia la adquisición de un fin que es intrínseco de la cosa misma’: El árbol es entelequia de la semilla como el fruto es entelequia del árbol.

3 comentarios

  • Julio Rodolfo Fá dice:

    Entelequia significa: LA PERFECCIÓN DEL UNO LA TIENE EL OTRO
    En la naturaleza LA PERFECCIÓN DEL ÁRBOL LA TIENE LA SEMILLA PORQUE SIN SEMILLA NO HAY ÁRBOL; Y LA PERFECCIÓN DE LA SEMILLA LA TIENE EL ÁRBOL PORQUE SIN ÁRBOL NO HAY SEMILLA..
    En lo teológico: LA PERFECCIÓN DEL PADRE, LA TIENE EL HIJO, PORQUE SIN EL HIJO EL PADRE NO ES PADRE; Y LA PERFECCIÓN DEL HIJO LA TIENE EL PADRE, PORQUE SIN EL PADRE EL HIJO NO ES HIJO

  • Jaurés Caddeo Bonilla dice:

    Dios sí es una Entelequia. Aristóteles definió con aquella palabra esa inteligencia superior que es palpable en todas las cosas, pero inasible. Dicha inteligencia es la (entelejeia) a la que tendemos para alcanzar nuestra cumplitud, como tendía la semilla al árbol en el ejemplo aristotélico, para alcanzar su potencialidad. El lenguaje corriente le ha dado la significancia de cosa irreal, lo que está absolutamente alejado de la concepción aristotélica

Deja un comentario

×
Secured By miniOrange