El orden de colocación de los adjetivos

Por , publicado el 15 de diciembre de 2014

orden_adjetivos_vino

El adjetivo tiene libertad de colocación en el español; así, puedo decir: rica manzana y manzana rica, buena mujer y mujer buena sin que se dé un cambio de significado. Esto no ocurre en algunos casos como en viejo amigo y amigo viejo. En el primer caso nos estamos refiriendo a un amigo de muchos años, de hace mucho tiempo; en cambio, en el segundo destacamos su edad, una persona bastante mayor.

Así pues, decimos que el adjetivo elige la colocación pospuesta o antepuesta más por razones semánticas que por razones sintácticas. Si bien la posposición es más frecuente en nuestra lengua, la anteposición –excepto cuando provoca cambio de significado– origina matices especiales unidos a la afectividad: estupendo trabajo, maravillosa tarde; a la visión impresionista de una realidad particular: sombrías nubes, acongojados atardeceres; o a necesidades rítmicas, estéticas, literarias en general, cuyos ejemplos los encontramos en los textos literarios: La candente mañana de febrero… (Borges), Volverán las oscuras golondrinas… (Bécquer).

Los criterios de objetivación y subjetivación están muy unidos al orden de colocación del adjetivo; así, se dice que la posposición nos da una idea objetiva del sustantivo al que acompaña (chompa sucia, carro pequeño, lapicero rojo); mientras que la anteposición nos proporciona una apreciación subjetiva (triste amanecer, despreciable comportamiento). Señalamos además que muchos adjetivos se «resisten» a la anteposición; así, por ejemplo, es correcto decir: queso cajamarquino pero no *cajamarquino queso, chifles piuranos pero no *piuranos chifles, música criolla pero no *criolla música. Esta ubicación pospuesta la tendrían los llamados adjetivos de relación o pertenencia, los adjetivos caracterizadores (tanto física como moral) y los gentilicios. Otras veces, dependerá del hablante elegir entre: Pasé una horrible noche y Pasé una noche horrible, entre Disfrutamos un delicioso vino y Disfrutamos de un vino delicioso.

Cuando sentimos que en la valoración se mezcla lo descriptivo, como hablantes tenderemos a la posposición, ya que los adjetivos que usamos en las descripciones aparecen frecuentemente pospuestos. Este orden sustantivo + adjetivo favorece al análisis de los distintos rasgos de contenido del sustantivo: chompa amarilla, mujer ojerosa, niña sonriente, etc.; es decir, este orden nos permite restringir el significado del sustantivo, pues marcamos la cualidad (amarilla, ojerosa y sonriente) a un determinado sustantivo (chompa, mujer y niña); así, cuando decimos Alcánzame mi chompa amarilla, no queremos que nos alcancen cualquier chompa, sino que estamos «especificando» cuál es la que queremos. En cambio, en el orden adjetivo + sustantivo se atribuye al sustantivo una cualidad completamente inherente: blanca nieve, verde prado, duro mármol, roja sangre, etc., o totalmente valorativa: amarga ilusión, encendida pasión, negro corazón, etc.

Eliana Gonzales Cruz
Universidad de Piura

15 comentarios

  • Elsi dice:

    Quisiera preguntar, ¿cuándo debe usarse la preposición “de” en el caso del verbo disfrutar:
    Disfrutamos un delicioso vino y Disfrutamos de un vino delicioso.
    Gracias por su atención.

  • Solange dice:

    La preposicion “de” en ese caso no provoca cambios en el significado. Decirlo de las dos formas esta bien.

  • Irma dice:

    Gracias por la información, me interesa saber si cuando se desea señalar varios adjetivos para un solo sustantivo, hay que seguir un orden, es decir, si quiero hacer referencia al material, tamaño, forma, color y demás características de un objeto, ¿en que orden deben anotarse los adjetivos?
    ¿existe una regla que establezca esto?

  • Neda dice:

    Quiero saber si fue incorrecto escribir… “La llegada de JESUS cada Navidad renueva mi fe y eso me produce una alegría y esperanza en mi espíritu indescriptible.”
    Sé que hubiera sido más claro poner ….alegría y esperanza indescriptible en mi espíritu.
    Pero la pregunta es si lo anterior es incorrecto o es indistinto.

  • Renzo dice:

    ¿Qué es lo indescriptible, la alegría, la esperanza o el espíritu? Además, parece que no hay concordancia de número y falta una tilde a JESÚS.

  • profeprofe dice:

    Buen análisis y gracias por la perspectiva. Generalmente he leído siempre las mismas reglas y las mismas explicaciones y la parte de la subjetividad del hablante en la anteposición del adjetivo me ha ofrecido una bonita información que usar.

  • glenda dice:

    gracias por los ejemplos

  • Diego Flores dice:

    Hola, quisiera saber cuál es el orden de los adjetivos en español cuando son varios, por ejemplo, un auto rápido, grande, rojo, italiano, etc.¿ El español tiene una regla específica para colocar los adjetivos como en inglés?

  • Diana Gonzalez dice:

    Hola, excelente artículo. Quisiera saber qué regla rige cuando decimos: ¡Qué casa tan bonita!, ya que entendería que es subjetivo, pero no está antepuesto como en los ejemplos citados. Gracias

  • Fernando dice:

    Hola! Me encantó el artículo. Tengo una duda: cuando la frase comienza con un adjetivo, ¿este lleva coma detrás? Por ejemplo, “Excelente, el artículo que acabo de leer” (o “Excelente el artículo que acabo de leer”)? Desde ya, muchas gracias.

  • Castellano Actual dice:

    Estimado Fernando:
    No es necesario colocar coma en este caso.
    Saludos cordiales,
    Castellano Actual

  • Henry dice:

    Saludos. No sé si tiene continuidad este tema…
    ¿Es correcto escribir “evolución funcional evolutiva”, o “carro nuevo merecido”, o “día largo lluvioso”?
    Gracias

  • Henry dice:

    Corrijo: quise decir “evolución funcional complementaria”.

  • Anónimo dice:

    Henry, ¿estás seguro? ¿No sería “evolución funcional adquirida” que, total, como ejemplo es lo mismo?

  • Yésica dice:
    Tu comentario está pendiente de moderación

    ¿Anteponer el ‘de’ a un adjetivo en una exclamación es incorrecto?. Ejemplo: “¡Estaba de rica esa comida”!

Deja un comentario

×
Secured By miniOrange