Espíritu navideño

Por , publicado el 11 de diciembre de 2017

Un hecho que no pasa desapercibido es que en estos días se usa con frecuencia la palabra navideño, adjetivo derivado de la unión de uno de los sustantivos propios más importante de este mes, Navidad, más el sufijo -eño.

El sufijo -eño proviene del latín –ineus. Su uso más común es formar adjetivos gentilicios (también usados como sustantivos): brasileño, panameño, limeño. Sobre este uso, la Nueva gramática de la lengua española (2009, 7.6a) afirma lo siguiente: «los diccionarios suelen definir estas palabras con la fórmula ‘natural de…’, pero −como estos adjetivos no se aplican solo a individuos− suelen añadir paráfrasis propias de los adjetivos de relación».

En efecto, aunque un gran número de adjetivos gentilicios se forman con -eño, también «se derivan otros adjetivos en -eño/-eña de algunos sustantivos temporales» (7.6o). Este es el caso de la palabra navideño, que no significa ‘natural de…’, sino ‘perteneciente a la Navidad’ o ‘relacionado con la Navidad’: Guía de regalos navideños; Las mejores recetas para esta cena navideña; No dejes pasar las mejores ofertas navideñas en Metro; La temporada navideña es la mejor del año.

El Diccionario de la lengua española (2014) registra, además, otras connotaciones del sufijo -eño, como ‘hecho de’: Llenaré agua en el barreño (barreño: ‘vasija de barro de bastante capacidad’) y ‘semejante a’: El joven tenía una nariz aguileña (aguileño: ‘semejante al pico de un águila’).

El proceso para formar navideño se denomina derivación denominal porque se usa una base nominal (del sustantivo Navidad) para formar, en este caso, un adjetivo que puede flexionar en género y número (a diferencia de su sustantivo base que solo flexiona en número): navideño, navideña, navideños, navideñas. También se puede considerar, según Mervyn Lang (Formación de palabras en español, 1997, p. 197), como adjetivización que es «la formación de adjetivos mediante sufijación», aplicada a bases nominales, verbales e, incluso, adjetivales. Navideño correspondería, específicamente, a la adjetivación nominal (nominal por tener como base un sustantivo).

El proceso regular de formación de navideño es añadir el sufijo -eño a Navidad, abreviación de Natividad (que viene del latín nativitas) mediante síncopa: eliminación de una o varias letras dentro de una palabra (Hablemos del idioma: temas navideños. Fundéu). El resultado sería navidadeño. Pero se aplica la haplología, es decir, la ‘eliminación de una sílaba semejante a otra contigua de la misma palabra’ (Diccionario de la lengua española, 2014), en este caso, la eliminación del segmento ad. Quedando como resultado: navideño (navidadeño). Otros ejemplos de haplología son: cejunto por cejijunto, impudicia por impudicicia, idolatría por idololatría.

Cuando -eño se añade a una base, el acento pasa a recaer siempre en la -e de esta forma sufijal. Así, del acento oxítono (agudo) de Navidad se pasa al acento paroxítono (grave) de navideño. Otros ejemplos que demuestran que el acento pasa siempre a la e de -eño, convirtiendo el derivado en una palabra paroxítona, son: costeño (de costa: grave), aguileño (de águila: esdrújula), panameño (de Panamá: aguda).

El aprendizaje de lo aquí expuesto se reforzará cuando usted, estimado lector, se acuerde del sufijo -eño mientras reciba sus regalos navideños en un ambiente hogareño y risueño.

Paola Celi Arellano

Referencia de la imagen: Adornos navideños para la mesa – cincuenta ideas geniales. Disponible en https://casaydiseno.com/adornos-navidenos-para-la-mesa.html

2 comentarios

  • Anónimo dice:

    El espíritu navideño está mutando. La Navidad se ha vuelto un evento comercial en que no solo participamos los de confesiones cristianas. Las “Fiestas de Fin de Año” (Season Greeting’s en inglés) es el nuevo nombre para sintoístas, agnósticos y de otras confesiones.

    Nos explican que “El sufijo -eño proviene del latín –ineus. Su uso más común es formar adjetivos gentilicios (también usados como sustantivos): brasileño, panameño, limeño” y pregunto, ¿cómo se llamaría el mismo espíritu: “Fiestifianañero”?

  • Sergiu dice:

    Muy buen post, cuanta razón. Yo estoy viendo Hipercor catalogos y me sorprendo un montón, cuanto consumismo, esto es un no parar.

Deja un comentario

×
Secured By miniOrange