Giulia

Por , publicado el 16 de marzo de 2020

Al leer el título del artículo muchos pensarán en el nombre de alguna persona, pero ¿qué dirían si les confirmo que así se llama mi mascota?, seguramente se preguntarían si es correcto o no denominar a un animal de este modo. Pues, sí lo es porque Giulia, además de ser un antropónimo, también puede emplearse como zoónimo.

Un antropónimo, de antropo- ‘hombre’ y -ónimo ‘nombre’, lingüísticamente hablando, hace referencia al nombre propio de persona. Así, Giulia en italiano es la variante del nombre español Julia, en inglés Julie o July: A su primogénita le pusieron Giulia en honor de su abuela Giuliana.

En cambio, un zoónimo, de zoo- ‘animal’ y -ónimo ‘nombre’, es un sustantivo masculino que alude a un individuo de una especie animal (caballo, caimán, colibrí, gato, guacamayo, iguana, perro, tocororo…) o al nombre que se le da a un animal (Babieca, Bucéfalo, Mota, Micifuz, Pecas, Pegaso, Rocinante…): Mi yorkshire terrier se llama Giulia, puesto que llegó a casa en el mes de julio.

Según la Nueva gramática de la lengua española (2009, p. 845), entre los antropónimos se distinguen los nombres de pila (Ana, José, Eduardo) y los apellidos (García, Maldonado, Sánchez). Muchos apellidos son a la vez nombres patronímicos, es decir, derivaciones morfológicas de los nombres de pila: Álvarez, de Álvaro; Fernández, de Fernando; Martínez, de Martín; Pérez, de Pero, Pedro; Vásquez, de Vasco; etcétera. Era costumbre en la Edad Media que el apellido de los hijos estuviera formado a partir del nombre de los padres: Diego, Cristina, María, los hijos del Cid Rodrigo Díaz, se apellidaban Rodríguez; asimismo, la madre del Cid, pero por su padre, Rodrigo Álvarez.

Con respecto a su ortografía, los antropónimos, por ser nombres propios, se escriben con inicial mayúscula (Águila, Paloma, Toro, Vaca, Baca…); en cambio, los zoónimos, al ser sustantivos comunes o propios, presentan dos alternativas. Irán con minúsculas si se refieren a la especie animal (águila, paloma, toro, vaca…) o con inicial mayúscula si apelan al nombre propio del animal (Giulia, Kazzú, Lucas, Manchas…): Benicio del Toro es la voz de Swiper, el zorro ladrón en la película Dora, la exploradora del 2019; La vaca Lola es la protagonista de una canción de la granja de Zenón; Los primeros tigres blancos en llegar al Perú fueron Yunga y Clarita; Víctor y Victoria son los dromedarios del zoológico de Huachipa.

No es extraño, por lo tanto, que se le denomine a un animal con el nombre propio de una persona. Richard Riegler registraba ya este uso en su estudio «Zoonimia popolare» en Quaderni di semantica 2 (1981) indicando que Jakob, en las lenguas occidentales, era la nominación más usada para los cuervos domesticados. Claro está que el sustantivo propio en este caso deja su categoría de antropónimo para convertirse en zoónimo.

En la historia tenemos animales famosos con zoónimos de nombre propio: Dolly (primera oveja clonada a partir de célula adulta), Elsa (primera leona domesticada y documentada en la década del 60), Clever Hans (caballo de principios del siglo XX capaz de responder operaciones aritméticas pateando al suelo), Harry (primer ejemplar de camello canario llegado a Australia), Lucy (chimpancé que participó del proyecto «lengua del simio» y aprendió 140 señales), Sandra (orangutana a la que un tribunal argentino le concedió un habeas corpus), Civa Súmac (primera tigresa de Bengala que nació en cautiverio en Sudamérica en el 2013), etcétera.

Así que si están pensando en un nombre especial para su mascota, por qué no elegir un zoónimo peculiar, como lo ha hecho el zoológico de Huachipa de Lima con Leonarda por ser una leona, cuyos padres fueron rescatados de un circo; Civa Súmac por la empresa Civa que apadrinó a dicha tigresa y la soprano peruana Yma Súmac, reconocida internacionalmente en los años cincuenta. En mi caso, preferí Giulia (femenino de Giulio, derivado a su vez del latín Iulius, ‘Julio’) para mi engreída perruna, puesto que llegó a casa en el mes de julio.

2 comentarios

  • Carmen Perez dice:

    Un excelente artículo, muy didáctico, se entiende todo porque es preciso. Felicitaciones Carola, siempre destacando como profesional.

  • Jacinto González dice:

    ¿Creen que será aceptado el término COVIDIOT (co-vid-iot) para nombrar a las personas que en crisis, como en la que estamos por el virus COVID-19, compran, acaparan, paquetes y paquetes de papel higiénico?

Deja un comentario

×
Secured By miniOrange