Infinitivo fático

Por , publicado el 16 de junio de 2017

El infinitivo (verboide terminado en -ar, -er, -ir), como toda forma no conjugada, siempre es parte de estructuras subordinadas; por tanto, se desaconseja su uso cuando reemplaza al verbo principal de la oración: *Recordarles que mañana nos reuniremos; *Saludar, de modo muy especial, al presidente del partido.

Los infinitivos necesitan de un verbo principal; por eso, lo correcto hubiera sido: Les recordamos que mañana nos reuniremos; Saludo, de modo muy especial, al presidente del partido.

Leonardo Gómez Torrego, quien denominó a este uso «infinitivo fatico», desaconseja esta construcción porque, aparte de faltar a una regla gramatical (una forma no personal de un verbo siempre es subordinada, nunca principal), resulta brusco y poco cortés.

Deja un comentario

×