La escritura de los cardinales

Por , publicado el 13 de agosto de 2014

recomendacion

Los numerales cardinales expresan cantidad en relación con la serie de los números naturales, incluido el cero, que representa la ausencia de cantidad.

  1. Los cardinales de cero  a quince, todas las decenas (veinte, treinta, cuarenta…), cien(to), quinientos y mil son palabras simples:  Celebró sus cuarenta años a lo grande.
  2. El resto de los números cardinales son complejos y se forman por fusión, yuxtaposición o coordinación (veintiuno, mil cuatrocientos treinta, treinta y tres): Envió veintiuna solicitudes.
  3. A partir de los treinta, los cardinales complejos se escriben tradicionalmente  en varias palabras. Los correspondientes a la serie de las decenas se forman por coordinación mediante la conjunción y; el resto se forma por mera yuxtaposición: Se inscribieron treinta y cuatro participantes. En ese lugar viven trescientos mil habitantes.
  4. De los cardinales complejos, se escriben hoy  en una sola palabra los correspondientes a los números 16 a 19 y 21  a 29, así como todas las centenas (dieciséis, dieciocho, veintitrés, doscientos, quinientos): En su biblioteca almacena doscientos textos literarios.
  5. Según la Ortografía de la lengua española (2010), por analogía, con la serie de los cardinales compuestos de diez y de veinte, grafías simples como treintaicinco, cuarentaitrés o cincuentaiocho se consideran igualmente válidas, pues responden a la tendencia a la unión gráfica de las expresiones complejas que forman un solo grupo acentual. No obstante, en el uso culto general siguen siendo claramente mayoritarias las grafías pluriverbales tradicionales (treinta y cinco, cuarenta y tres, cincuenta y ocho, etc.): Se requieren cuarentaisiete / cuarenta y siete botellas de vino para la fiesta.

Deja un comentario

×
Secured By miniOrange