La escritura de los ordinales

Por , publicado el 22 de septiembre de 2014

ordinales

Los numerales ordinales no indican cantidad, sino posición en una serie ordenada, en relación con los números naturales. Los ordinales son adjetivos y pueden aparecer antepuestos o pospuestos al sustantivo: primera escena; capítulo segundo. A veces, el nombre al que modifican puede estar elidido: el quinto; la tercera.

En cuanto a su forma, se escriben en una sola palabra del uno al nueve, las decenas, las centenas, los millares y las potencias de mil: primero, vigésimo, ducentésimo, milésimo, billonésimo. Los ordinales compuestos de la primera y segunda decena se pueden escribir en una o dos palabras, pero se prefiere la escritura unitaria: vigesimosegundo mejor que vigésimo segundo; decimotercero mejor que décimo tercero. Si bien la Ortografía de la lengua española (2010) admite la escritura en un solo tramo (quincuagesimasegunda), de la tercera decena en adelante se suelen escribir separando los componentes: trigésimo cuarto; cuadragésimo noveno; sexagésimo octavo.

En cuanto a la concordancia, cuando los numerales compuestos se escriben separados, se recomienda que se mantenga la correspondencia en femenino en caso de que la secuencia lo requiera: vigésima segunda edición; asimismo, es aceptable la vigesimosegunda edición, pero se desaconseja la vigésimo cuarta edición.

Los ordinales correspondientes a los números once y doce, tienen dos formas admitidas: las tradicionales undécimo y duodécimo y las modernas decimoprimero y decimosegundo.

Los ordinales primero y tercero y todos los compuestos que llevan estos elementos se apocopan ante el sustantivo: el primer día, el vigesimotercer aniversario. Cuando el ordinal aparece coordinado con otro y antepuesto al nombre, se admite tanto la forma plena como la forma apocopada: el tercer y fundamental ciclo, el tercero y definitivo periodo. Se considera una incorrección arcaizante la forma apocopada ante sustantivos femeninos: no debe decirse tercer edición, sino tercera edición.

Gráficamente, los ordinales pueden abreviarse utilizando números arábigos acompañados de letras voladitas o usando números romanos: 4.º; 4.ª; IV. La abreviaturas de primero y tercero son 1.º o 1.er, 3.º o 3.er, dependiendo de si el determinante va antepuesto o pospuesto al sustantivo: obtuvo el 3.er puesto; vive en el piso 3.º.

 Cynthia Briceño
Universidad de Piura

2 comentarios

  • Ferdinand Marin dice:

    He escuchado mucho la terminación “avo” para representar un número ordinal. Doceavo por decimoprimer, veinteavo por vigésimo, etc. Aunque se lo corrijo a mis amistades, pero temo su uso se ha generalizado.

  • Laszlo Gerecz dice:

    Hola, una consulta: ¿cómo se representa el plural gráfico en números ordinales? por ej. los octavos de final, los cuartos de final, los primeros puestos de cada equipo, las seis primeras casas de la urbanización, etc.
    Gracias.

Deja un comentario

×
Secured By miniOrange