Los enredos verbales de Federico

Por , publicado el 29 de octubre de 2012

Hay ocasiones en que los hablantes no caen en la cuenta de que pueden estar construyendo mensajes con una significación totalmente contraria o distante de lo que, en principio, se han propuesto transmitir. Para ejemplificar estas situaciones nos inventaremos a un personaje, nuestro buen amigo Federico, que se verá involucrado en algunos líos por confundir un término por otro, una significación por otra.

Federico, empleado de una cadena de librerías, cansado de la rutina y del estrés laboral, ha afirmado “que ya no soporta más y dará un giro de 360 grados a su vida”. Con esta expresión los hablantes queremos dar a entender que se ha dado un cambio rotundo y radical. Pero decir “dar un giro de 360 grados” es incorrecto; por la simple y lógica razón, de que si nos paramos sobre un punto y damos una vuelta de 360 grados, volvemos al mismo sitio donde hemos estado. En cambio, si “damos un giro de 180 grados”, daremos media vuelta y miraremos al lado opuesto del punto inicial donde hemos estado. Por lo tanto, para cambiar su agobiada existencia nuestro amigo Federico deberá dar un giro más corto, “uno de 180 grados”.

Pero nuestro amigo Federico no sabe que su jefe está mucho más estresado que él. Y con mucha razón, pues al darle la orden “¡Federico, tienes que cotizar el papel en las empresas!”, nuestro singular personaje se aparece, al día siguiente, trayendo unas interminables listas de precios de papel de otras diez librerías de la competencia. Nuestro amigo debe enterarse de que la palabra “cotizar” significa ‘fijar o poner precio a algo‘, y quien pone precio no es el comprador, sino el vendedor. Por lo que Federico no debió solicitar precio, sino ponerle precio al papel. No hay que confundir “cotizar” con ‘solicitar precio‘; es erróneo decir “*Voy a cotizar el cemento que necesito para iniciar la construcción” o “*Hay que cotizar en tres imprentas antes de tomar la decisión de comprar”. Lo correcto sería “Voy a solicitar cotización del cemento…”, “Hay que solicitar cotización en tres imprentas…”.

Por si fuera poco, el jefe llegó al borde del colapso cuando se enteró de otro grave problema que había ocasionado el infeliz empleado. Federico había firmado una cláusula con el proveedor de lápices en el que se comprometía a pagar y cobrar, respectivamente, durante un año la cantidad de 1000 soles en forma “bimensual”. Federico casi sufre un infarto cuando su jefe le increpó que el pago no era “bimensual”, sino “bimestral”. Nuestro buen amigo debe saber que “bimensual” es lo que ocurre dos veces al mes; y “bimestral” es lo que ocurre cada dos meses. Ahora, por culpa de Federico, los 1000 soles se convertirán en 24 000, en lugar de 6000 que es lo que se debió pagar realmente al proveedor.

El jefe cree que Federico ocasiona demasiados atrasos y pérdidas a la empresa, así que decide enviarle una carta de despido, en la que decía “Federico: He visto propicio que dejes la empresa momentáneamente. Pasa por mi oficina para la liquidación respectiva”. Federico esta vez entiende perfectamente el mensaje, va a la oficina del jefe, recibe su cheque de liquidación y sale de la empresa; al cabo de unos minutos vuelve y se instala nuevamente en su escritorio de trabajo. El jefe sorprendido le dice: “¡Federico, no deberías estar aquí, tú estás despedido!”. Federico le responde que “sí, pero solo era momentáneamente, y eso quiere decir ‘por muy breve tiempo‘; así que hay Federico para rato”.

Esta vez Federico entendió correctamente el mensaje. En efecto, esta larga y atractiva palabra se utiliza muy a menudo, y se dice; por ejemplo, que habiendo cesado tal directivo, otra persona se hará cargo “momentáneamente” del puesto. En vez de utilizar la locución “de momento”, se opta de manera errónea por “momentáneamente”; y lo que estamos afirmando con esto es que el sustituto va a ocupar el sillón solo un ratito, unos instantes nada más.

Aunque demasiado tarde, esta vez nuestro querido Federico sí sabía lo que decía.

Shirley Verónica Chumacero Ancajima

Deja un comentario

×
Secured By miniOrange