Mayúsculas festividades y minúsculas dudas

Por , publicado el 23 de diciembre de 2019

Diciembre se caracteriza por ser un mes emotivo; la alegría de las fiestas navideñas y la ilusión por el nuevo año que se aproxima se manifiestan en tarjetas, correos electrónicos, mensajes de texto y demás formas de comunicación. Los saludos y buenos deseos se acompañan de expresiones tradicionales como Que pases una feliz Navidad; Que el Niño Dios nazca en tu corazón; Te deseo un venturoso Año Nuevo; Que el belén de nuestros hogares nos recuerde su eterno amor o Recibe mis deseos de dicha y paz para este 2020.

Lo que también suele ser muy «típico» —aunque nada agradable— al momento de escribir nuestros afectuosos mensajes es la duda sobre si debería o no escribirse con mayúscula inicial Niño Dios, feliz, Navidad, venturoso, Belén, entre otras voces y expresiones que corresponden con esta época festiva. Por ello, y para que nuestros afables sentimientos no se vean trastocados por la incertidumbre, es necesario que tengamos en cuenta algunas normas ortográficas recogidas en la Ortografía de la lengua española (2010).

En primer lugar, las denominaciones complementarias que se aplican al nombre de las personas sagradas y que se refieren a misterios, virtudes o atributos suyos —conocidas como advocaciones— se escriben con inicial mayúscula (Niño Dios, Niño Jesús, Padre Celestial, el Salvador, el Gran Arquitecto, la Purísima, la Virgen): Jesús, el Unigénito, fue enviado para nuestra salvación.

Asimismo, los sustantivos y adjetivos que constituyen el nombre de festividades, sean civiles, militares o religiosas, se escriben con inicial mayúscula (Día de la Madre, Navidad, Navidades, Año Nuevo, Día de Reyes, Día de la Independencia del Perú): Les deseamos una maravillosa Nochebuena en compañía de la familia. Cabe mencionar que esa mayúscula se emplea también para los nombres de períodos litúrgicos o religiosos: Semana Santa, la Pascua, el Adviento, la Cuaresma.

Con respecto a belén —término con el que se nombra la representación artística del nacimiento de Jesús—, se escribe con minúscula por considerarse en este sentido como un sustantivo común: En mi casa han armado un pequeño, pero hermoso belén. Del mismo modo, se escriben con minúscula sus sinónimos nacimiento, portal y pesebre: Los nacimientos / belenes / portales tradicionales son los más cotizados. No obstante, Belén se escribe con mayúscula cuando se comporta como nombre propio, es decir, cuando hace referencia a la ciudad: Jesús, el Salvador, nació en Belén; La ciudad palestina de Belén se sitúa a 9 km al sur de Jerusalén.

Finalmente, las voces como feliz, venturoso, maravilloso, dicha o paz se escriben con inicial minúscula, pues actúan como adjetivos y sustantivos comunes. Sin embargo, se escriben con mayúscula si se ubican al inicio de un texto u oración:

Que en esta Navidad reine la paz en sus hogares.

 ¡¡Feliz y próspero Año Nuevo!!

Cynthia Briceño Valiente

Referencia de la imagen:

Un comentario

  • Anónimo dice:

    Cynthia, Me uno al saludo que nos deja y a todos les digo:

    Que en esta Navidad siga reinando la paz en sus hogares.

    ¡¡Feliz y próspero Año Nuevo!!

Deja un comentario

×
Secured By miniOrange