¿Me coloco «delante de ti» o «delante tuyo»?

Por , publicado el 15 de septiembre de 2014

cola

Cuando se trata de buscar la mejor ubicación, uno hace de todo para conseguirla. Hace un rápido recorrido por el lugar y se coloca allí, donde cree que es el mejor. Para precisar la ubicación, el hablante tiene dentro de su sistema lingüístico los llamados adverbios locativos: delante, detrás, encima, debajo, dentro y fuera. Con este mismo sentido, en algunas zonas de nuestro país suelen emplearse otras formas populares tales como adelante, atrás, arriba, abajo, adentro y afuera: Lo colocó abajo de la escalera (= debajo de), Se ubicó atrás de mi hermana (= detrás de), Se paró adelante de la casa (= delante de), Lo colocó adentro del cajón (= dentro del).

Estos adverbios, llamados también de lugar, se caracterizan porque siempre se construyen con complementos: La gata estuvo toda la noche debajo de la mesa, Dejé la bicicleta delante de la casa, Olvidó sus lentes encima del televisor, Mario se escondió detrás de la puerta. Notamos, pues, que existe una relación locativa entre dos entidades claramente identificables, entre el referente nominal y la ubicación o locación introducida por la preposición de: la gata y la mesa, la bicicleta y la casa, sus lentes y el televisor, Mario y la puerta.

Ahora bien, ¿de dónde salen construcciones del tipo delante mío, detrás mío…, formas tan utilizadas en nuestro medio? En la actualidad, está muy extendida la posposición de formas posesivas tónicas (mío, mía, tuyo, tuya, suyo, suya, nuestro, nuestra…) a los adverbios locativos adelante, atrás, arriba, abajo, adentro y afuera. Así, se alternan construcciones del tipo adverbio locativo + posesivo tónico masculino (delante mío, detrás tuyo, encima nuestro) y adverbio locativo + posesivo tónico femenino (delante tuya, detrás suya, encima mía). ¿Son correctas? A pesar de estar muy difundidas, incluso en la lengua escrita, la normativa recomienda evitarlas. ¿Por qué? Porque las formas mío, tuyo, suyo, nuestro… solo indican ‘posesión o pertenencia’: Ese libro es mío, ¿Aquí hay algo suyo?, Todo lo que es mío es tuyo… y, como podemos notar, no señalan la ubicación.

Finalmente, insistimos en que la idea de localización o ubicación termina de completarse con la construcción de + pronombre personal: delante de ella, detrás de él, debajo de nosotros, fuera de sí. Por lo tanto, me colocaré delante de ti y nunca, «delante tuyo».

Eliana Gonzales Cruz
Universidad de Piura

Foto: Mattes (CC-BY-SA-3.0)

11 comentarios

  • Tolentino Verzosa dice:

    Gracias por corregir esos errores que he oido aqui en el Peru me hieren los oidos.

  • Carlos Torres dice:

    Gracias por la excelente aclaración. Mucha gente en todos los estratos usa esas formas y de un vicio del lenguaje se ha convertido en una verdad casi absoluta. ¡Atrévanse a corregirlos!

  • Karina dice:

    Gracias, siempre me pregunte cual era la forma correcta y hoy sin querer la encontré…

  • Siempre que recibo sus correos es un aprendizaje más en mi existencia…sinceramente les agradezco estas informaciones sobre la lengua en castellano.

  • Carlos Felipe Hernández Villarreal dice:

    Me parece que la comunicación es, además de acertada, didáctica y oportuna. No obstante, creo que hubiere sido prudente aludir, en el contexto de las formas coloquiales mencionadas, el uso de la preposición “por”, cuando es antepuesta a los así llamados “adverbios locativos”.
    ¡Gracias por vuestra interesante explicación!
    Ω

  • Franklin Barinas dice:

    Muy buena explicación. Sin embargo, le agradecería informara la razón de uasar la siguiente expresión “idea de locación o ubicación”, hasta donde tengo entendido, locación no significa ubicación y mucho menos lugar, por lo menos en castellano, es una mala utilización de la palabra en el idioma inglés “location” y lo que aparece registrado en el DRAE es lo siguiente:

    locación.
    (Del lat. locatĭo, -ōnis).
    1. f. Der. arrendamiento (‖ acción de arrendar).
    ~ y conducción.
    1. f. Der. p. us. Contrato de arrendamiento de obra.
    Real Academia Española

    Cosa similar ocurre muy seguido en la tv, con la palabrita “locación” con el sentido de lugar, área, espacio, etc., y lamentablemente esta es una forma de corromper nuestro bello idioma. Agradecería su comentario.

    Reciba un cordial saludo.

  • Pierre Nodoy Una dice:

    Hace algunos meses, cuando se suscito el problema entre Miguel Herrera ( ex-técnico de la selección Méxicana de futbol) y Christian Martinoli (comentarista) en el aeropuerto de Filadelfia. Christian Martinolli describió los hechos y utilizó esa frase de ” ponte delante mío”. Es increíble que este comentarista que todo critica, cometiera este tipo de errores y nadie dijo nada…

  • Cristina dice:

    Excelente explicación, gracias. Pero me asalta una duda: ¿por qué ‘ me coloco’ y no simple y llanamente (y más adecuado) ‘me pongo´?

  • Joel Eduardo dice:

    Gracias por laexplicación, siempre he tenido curiosidad por dicha expresión. Saludos!

  • Roger dice:

    Debemos agregar que estos adverbios locativos (delante, detrás, encima), al construirse con complementos (de la mesa, de la puerta), se comportan como sustantivos. Por ello, se suelen utilizar con posesivos (mío, tuyo, suyo), porque los sustantivos aceptan posesivos.

  • Mar Garito dice:

    ¡Pues vaya explicación! Conque “delante mío” está mal porque “mío” es posesivo… Esas formas conocidas como posesivos tienen muchos usos que no reúnen ese carácter. A lo mejor, lo que está mal es lo de llamarles posesivos. La lengua la hacen los hablantes. Lo que aquí se defiende me parece una postura ultraacademicista.

Deja un comentario

×
Secured By miniOrange