Minúsculas en cargos, profesiones y títulos

Por , publicado el 15 de julio de 2019

Los antropónimos son los sustantivos que designan, ya sea de forma genérica o individual a las personas. Es una regla básica del uso de mayúscula el que todo nombre propio se inicie con letra mayúscula. Pero en algunos casos no está muy clara la frontera entre el nombre común y el nombre propio, motivo por el que la Real Academia de la Lengua ha hecho explícitas algunas normas de uso al respecto.

Entre las situaciones comunes que mayor conflicto generan al momento de escribir mayúscula o minúscula están aquellas en las que se mencionan títulos nobiliarios, dignidades, cargos o empleos de cualquier rango (ya sean, civiles, militares, religiosos, públicos o privados). Este tipo de nombres era frecuente escribirlos con inicial mayúscula cuando se usaban como sustituto del nombre propio: El Papa visitará la diócesis italiana de Albano Laziale; sin embargo, ahora la Academia recomienda que “deben escribirse con minúscula inicial por su condición de nombres comunes tanto si se trata de nombres genéricos: El rey reina, pero no gobierna; El papa es la máxima jerarquía del catolicismo; El presidente de la república es un cargo electo; como si se tratara de menciones referidas a una persona concreta (Ortografía de la lengua española, 2010: 470): La reina inaugurará la nueva biblioteca; El papa visito el Perú el año pasado; El presidente  vino a Piura a la inauguración del nuevo puente; El ministro de Justicia fue entrevistado en Cuarto Poder; El gerente de Telefónica acudió al encuentro de profesores.

Se recomienda, entonces, que estos sustantivos, que por razones de solemnidad se acostumbraba escribirlos con mayúscula inicial en los textos jurídicos, administrativos y protocolarios, así como en el encabezamiento de las cartas dirigidas a las personas que ocupan u ostentan dichos títulos o cargos, se adapten a la norma general y se escriban con minúscula: El ministro de Economía, Carlos Oliva, afirmó que “el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) proyecta que la inversión privada apuntalará la recuperación de la actividad en los próximos meses”.

Fundéu (Fundación del Español Urgente) también recomienda a los medios  de comunicación que se ajusten a la norma: “Es habitual que los medios de comunicación escriban el nombre de los cargos (como gobernante, jefe de Estado, etc.) con mayúscula inicial: «La ONU elige al portugués António Guterres como su nuevo Secretario General», «El Presidente se volvió a reunir con los representantes de los sindicatos», «Recuperado de su enfermedad, el Ministro de Industria reapareció públicamente», «Los dos candidatos podrían ser el próximo Jefe de Estado, según las encuestas» o «Dimite el Fiscal General del Estado» (…).

De este modo, en los ejemplos citados habría sido preferible escribir «La ONU elige al portugués António Guterres como su nuevo secretario general», «El presidente se volvió a reunir con los representantes de los sindicatos», «Recuperado de su enfermedad, el ministro de Industria reapareció públicamente», «Los dos candidatos podrían ser el próximo jefe de Estado, según las encuestas» y «Dimite el fiscal general del Estado»” (https://www.fundeu.es/recomendacion/cargos-con-minuscula-inicial-784/).

Realmente, como sostiene el gramático español Leonardo Gómez Torrego (2000: 128): “no hay una justificación científica para este uso de mayúscula. Su empleo responde más a una tradición de prestigio”.

Nelly Trelles Castro

Referencia de la imagen: Tomado de El Comercio, en https://elcomercio.pe/peru/tia-maria-presentan-mocion-interpelar-ministro-energia-minas-noticia-654562

Deja un comentario

×
Secured By miniOrange