Reflexión sobre la libertad de la ortografía en las redes sociales

Por , publicado el 3 de diciembre de 2018

Hay posturas que consideran a los usuarios de las redes sociales como los causantes de la extinción de la tilde, la h (muda, pero no ciega), la coma para marcar las pausas de un enunciado, etc. Hay también otras que toman el atropello de la ortografía como una consecuencia de que estos usuarios se sientan fuera de los límites de la escritura formal.

Unos ejemplos de supuestas incorrecciones, sobre todo por parte de los jóvenes, son las siglas, los acrónimos y los acortamientos: tqm (te quiero mucho), Face (Facebook), ami (amiga), prom (promo), tb (también), etc.

Otro hecho recurrente es el uso de anglicismos, a pesar de que existen formas castellanizadas o palabras equivalentes en el español. Y puesto que muchas veces ni siquiera estamos seguros de cómo se escriben, cometemos faltas ortográficas. La Fundéu es firme en la lucha contra este tipo de errores, por ello nos recomienda posfiesta (mejor que after party), contraseña (password), derechos de autor o derechos de edición (copyright), etc.

Pero ¿hasta qué punto los ejemplos citados empobrecen el idioma?

En las conclusiones del seminario El español de los jóvenes, organizado por la Fundéu en el 2008 (http://www.elcastellano.org/ns/edicion/2008/septiembre/jovenes.html), se afirma:

[…] si el usuario, es decir, el joven sabe emplear esta jerga de edad en el contexto adecuado, el lenguaje juvenil en sí sería intrínsecamente enriquecedor, pues se trataría de un nuevo código de comunicación reservado para ciertas situaciones comunicativas. En este caso no constituye un mal que haya que atajar sino un bien que debe fomentarse y hacerse conocer entre los no tan jóvenes, si no para su empleo, sí para su comprensión.

Lo que muchas veces juzgamos como incorrecciones ortográficas son, en realidad, parte de un código especial de comunicación, un «código reservado para ciertas situaciones comunicativas». Al respecto Ana Mancera, en su libro El español coloquial en las redes sociales (2013, p. 81) afirma: «El problema radica quizá en la confusión creciente de contextos formales e informales de uso de la lengua que dificultan en algunos usuarios el saber adaptar el registro a distintos contextos comunicativos».

Desde mi punto de vista, la balanza siempre debe inclinarse a favor del cuidado del idioma en cualquier contexto. Después de todo, no es tan difícil respetar la ortografía en las redes sociales. Cassany, en su libro En_línea: leer y escribir en la red (2012, p.183), afirma: «Lo corriente hoy es escribir en una pantalla que verifica la ortografía en tiempo real: a medida que tecleamos, el verificador subraya las palabras que no reconoce; algunos programas incluso usan el color (rojo o verde) o la línea (continua o discontinua) para distinguir varios tipos de errores […]». Si tenemos a disposición estas herramientas, ¿por qué no aprovecharlas?

Cabe recordar que, aunque la lengua no se rige por criterios de estética, algunas incorrecciones son un tanto desagradables: Por finnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnn, me gradúeeeeeeeeeeeeeeee!!!!!!; K me digan lo k kieran, no aré cazo; Juro x Dios k esta ves si ire a klases. Y se suele pensar que quien las comete posee un nivel muy pobre del idioma. Se convierte así el dominio de la ortografía en parte de nuestra carta de presentación.

Aunque desde siempre han existido variedades del idioma (y la escritura en redes sociales es una de ellas), necesitamos unos límites que nos permitan conservar el español como un patrimonio que heredarán las futuras generaciones. Parte de esos límites son las mismas reglas ortográficas.

Paola Celi Arellano

Referencia de la imagen: Los jóvenes que pasan más tiempo enganchados al móvil son más infelices. Disponible en https://www.elnuevodiario.com.ni/actualidad/453534-jovenes-que-pasan-mas-tiempo-enganchados-movil-son/

3 comentarios

  • Plinivs dice:

    No hay que ser tan tonto grave, que a una periodista por un enterito formal la despacharon de la cámara legislativa en Australia y tuvieron qu epedir perdón. Los ingleses a pesar de su flema adoptan modismo y usos y no le dan tanta vuelta si el castellano es un latin mal hablao y escrito.

    Plinivs Barbaricvm

  • Sócrates dice:

    Qué significa ” tonto grave ” ? Supongo que debe ser un modismo de alguna parte del mundo…

  • Sócrates dice:

    Me dejó curioso el críptico mensaje del Barbaricvm Plinivs…

Deja un comentario

×
Secured By miniOrange