Temas congresales

Por , publicado el 27 de enero de 2020

El pasado 26 de enero tuvieron lugar las elecciones congresales en Perú, en las que fueron elegidos 130 congresistas, debido a las circunstancias, por poco más de un año, para terminar el periodo congresal 2016-2021.

¿Qué hace un congresista? Demasiados ciudadanos se lo preguntan y los medios de comunicación invierten bastante esfuerzo en recordárselo: el congresista representa en cada sesión del Congreso a la comunidad; fiscaliza al Poder Ejecutivo y a otras instituciones del estado; y también legisla, es decir, propone o establece leyes. No es nuestra función profundizar en esta materia, pero sí podemos presentar aquí la etimología de estos términos -tan en boca de todos en estos últimos días- para poder entenderlos un poco mejor.

Representar procede del latín representare, formado con los sucesivos prefijos re– (hacia atrás, reiteración) y prae– (pre-, que significa delante, antes, más, mucho). Ambos prefijos están sobre el verbo esse (ser, estar, existir). De las acepciones que le asigna el Diccionario de la Lengua Española, 2019 (versión online); con las que más concuerda en este caso serían ‘estar o ser símbolo o imagen de otro’ y ‘sustituir a alguien o hacer sus veces, desempeñar su función o la de una entidad, empresa, etc.’. En efecto, podemos entender en congreso de la República como una imagen de la nación que los ha elegido, y a sus miembros como quienes desempeñan, por delegación de los ciudadanos, su función democrática de participar en el gobierno.

Fiscalizar es un término formado por la raíz latina fiscus (originalmente ‘cesto’) que designaba a la hacienda pública, de donde derivarían en castellano el sustantivo fisco y el adjetivo fiscal. Sin embargo, fiscal también recibió en la época medieval un significado no limitado a cuestiones económicas, como el de “fiscal del rey”, es decir, acusador o representante del ministerio público. De esta actividad judicial habría de proceder la acepción de “fiscalizar” como “criticar y traer a juicio las acciones u obras de alguien” (DLE, 2019), que en el caso de nuestro Congreso se aplica a su misión de controlar la actividad de otros poderes del Estado.

A propósito de esto, se dice que el Congreso ejerce el poder Legislativo de la nación, y legislar (del latín lex, legis), es decir, “dar, hacer o establecer leyes” según el DLE, es el tercer cometido de los padres de la patria, sobre el que no haré más comentarios. Si acaso, agregar que esa resonante denominación de “padres de la patria” para los miembros del parlamento se empezó a utilizaren el parlamentarismo del mundo hispano ya en las Cortes españolas de Cádiz de 1812.

Frente a otros términos posibles de igual significado como cortes o parlamento, se ha extendido más el de Congreso (así como, para sus integrantes, congresista se ha impuesto al antiguo diputado). Este término, que igualmente puede designar a otro tipo de reuniones, por ejemplo de tipo académico “Realizan congreso ‘Cien años después: El Perú y América Latina a inicios del siglo XX’” (http://udep.edu.pe/hoy/2019)  proviene del término latino congressus, formado por el prefijo com (juntos) y el participio pasivo gressus (caminado), dando como resultado “ir juntos o congregarse en un punto”. La raíz de este verbo latino grad– significa “caminar”, “dar pasos”; de aquí provienen términos como progreso (ir hacia adelante), regreso (dar pasos hacia atrás), digresión (alejarse de algo o de alguien), ingreso (entrar a un lugar). Otros términos como agredir, grado, grada (peldaño), retrógrado, transgredir, etc. también provienen de la misma raíz. Lo cual nos recuerda que el trabajo de congresista, tan deseado por muchos y tan mal ejercido por no pocos, pasa por una voluntad de caminar juntos en la misma dirección del bien común.

Karent Urízar González

Referencia de la imagen: Tomada de Quiroga León, Aníbal La Constitución eficaz. Disponible en https://elcomercio.pe/opinion/colaboradores/constitucion-eficaz-anibal-quiroga-leon-315337-noticia/?ref=ecr

Deja un comentario

×
Secured By miniOrange