¿Una nueva preposición?

Por , publicado el 5 de agosto de 2020

Las preposiciones se han constituido como una categoría gramatical cerrada, cuyo repertorio se mantenía inalterable. Sin embargo, una vez más se demuestra que es el habla el verdadero motor de cambio en el sistema de la lengua; ya que, mientras algunas preposiciones cayeron en el desuso, otras han logrado incorporarse a este conjunto. Es el caso de vía, palabra que abordaremos en este artículo.

Cabe precisar que vía presenta términos polisémicos —cuyo único significante posee varios significados—; así, unas veces funciona como sustantivo y otras como preposición. Para el primer caso, el Diccionario de la lengua española (2014) recoge quince acepciones; entre algunos ejemplos: En invierno aumentan las enfermedades de las vías respiratorias; Fomentó el caos en plena vía pública; Toda la explanada está cubierta de una red de vías férreas. Por otro lado, cuando funciona como preposición equivale a ‘por, pasando por, o haciendo escala en’: El evento fue televisado vía satélite (El evento fue televisado por satélite); ¿Llegó a Canadá vía Nueva York? (¿Llegó a Canadá pasando por Nueva York?); Envíe la copia del expediente académico vía correo electrónico (Envíe la copia del expediente académico por correo electrónico).

Este uso preposicional del sustantivo vía obedece a un proceso de gramaticalización, es decir, que gracias al uso otorgado por los hablantes ha llegado a recategorizarse; tal como señala la Nueva gramática de la lengua española (2009, 2232, 29.2l), «el significado que expresa permanece en forma más abstracta en su uso preposicional. El origen nominal de la preposición se percibe con claridad en ciertos avisos de carreteras, como México-Guadalajara, vía corta».

Actualmente, sobre todo en registros formales como ámbitos jurídicos, periodísticos, administrativos, etc., vía ha expandido su significado más allá de las referencias locativas y ha empezado a utilizarse con un valor semejante a mediante o a través de: El documento se validará vía las homologaciones (El documento se validará mediante las homologaciones); Manifestó sus protestas vía las editoriales del periódico número uno de la ciudad (Manifestó sus protestas mediante las editoriales del periódico número uno de la ciudad); Este derecho está amparado en la propia Constitución vía la elección directa (Este derecho está amparado en la propia Constitución a través de la elección directa). Aunque se desaconseja este uso, no ha llegado a considerarse incorrecto.

Para ir terminando estos apuntes, comentaré un aspecto especialmente llamativo. En el Diccionario panhispánico de dudas (2005) se precisa que «si, para indicar el modo o medio por el cual se realiza un traslado o comunicación, vía va seguida de un adjetivo, debe anteponerse la preposición por: “Hoy conversará por vía telefónica con su colega mexicano” (Nacional [Ven.] 12.9.00), no *conversará vía telefónica». Nótese que se indica como incorrecta la construcción sin preposición. Mientras que la Nueva gramática de la lengua española (2009, 2232, 29.2m) afirma que «se está generalizando asimismo la construcción “por vía + adjetivo” en casi todos los registros mencionados, como en un rescate por vía aérea, en lugar de un rescate vía aérea». Parece que la segunda obra contradice lo que se recomienda en la primera o, tal vez, por ser una obra posterior, solo la corrige debido al uso extendido de los hablantes. Aunque no podemos precisar la razón, señalaremos que actualmente ambos usos se consideran correctos. Cuando se mantiene la preposición por prima el valor nominal del sustantivo vía; y cuando se omite, es porque se pone de relieve su carácter preposicional.

Estimados lectores, la palabra vía no hace sino demostrar que gracias a cada uno de los hablantes la lengua se mantiene viva: las palabras nacen, se usan, se detienen, se recategorizan o simplemente mueren.

Deja un comentario

×
Secured By miniOrange