Verano de marcianos, cremoladas y raspadillas

raspadilla

El verano es la época del año perfecta para comer unos deliciosos marcianos. Claro que no nos referimos a los habitantes del planeta Marte, sino a los chupetes de fruta.

El Diccionario de americanismos (2010) indica que solo en Perú la palabra marciano es sinónimo de chupete con el significado de ‘refresco congelado de fruta que se vende en bolsitas alargadas de plástico’.

Cabe especificar que ambas palabras tienen otros significados. Por ejemplo, según el mencionado diccionario, chupete puede referirse en Perú, Bolivia, Ecuador, entre otros países, a la ‘golosina consistente en un caramelo sólido con forma de bola o de disco, sostenida por un palito’.

La misma definición señalada en el Diccionario de americanismos (2010), ‘refresco congelado de fruta que se vende en bolsitas alargadas de plástico’, se corresponde con bodoque, aunque este sea más pequeño y grueso que los marcianos.

Carlos Arrizabalaga (Lexicografía del norte peruano, 2009) menciona que bodoque es un piuranismo, es decir, solo es entendido como refresco congelado en Piura, ciudad del norte de Perú. Asimismo, en el Diccionario de peruanismos (2016) se registra la palabra bodoque como un piuranismo con el significado de marciano, que en este diccionario es definido como ‘helado a base de zumo congelado de frutas o de refresco que se envasa en bolsa plástica de uso 15 cm de largo’.

En América, bodoque tiene una gran variedad de significados, tal como lo registra el Diccionario de la lengua española (2014): en Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Honduras y México significa ‘Pelota o pedazo informe de papel, masa, lodo o cualquier otro material blando’; en Guatemala, Honduras y México, ‘hinchazón de forma redonda en cualquier parte del cuerpo’; en Honduras, ‘pelota de hule que se pone en la punta de un palillo para tocar la marimba’; en México también puede referirse a un ‘ser querido, sobre todo referido a un niño pequeño’ (como el recordado “Bodoque” de la película Era de hielo, el bebé que fue rescatado por Sid y Manfred), etc.

Pero si un marciano, un chupete o un bodoque no son suficientes, hay otras opciones, como las raspadillas, ‘hielo raspado al que se agrega esencia o jugo de frutas’ y las cremoladas, ‘refresco hecho con pulpa o jarabe de frutas u otros componentes, esencias y hielo picado’. Estos significados se registran solo en Perú, según el Diccionario de americanismos (2010).

Por otra parte, el DiPerú (2016) define cremolada como ‘jugo de frutas triturado, y congelado hasta formar una masa espesa o semisólida’ y raspadilla como ‘helado a base de hielo raspado y moldeado, bañado con jarabe de frutas de distintos sabores y colores’.

Vale la pena saber todas las opciones que hay (aparte del agua o la gaseosa) para refrescar los calurosos días de verano, ya que nadie puede resistirse a una deliciosa cremolada de tamarindo o a un bodoque de coco con leche.

Paola Celi Arellano

Foto: Robert Luna (CC BY 2.0)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>