Vueltas y más vueltas

Por , publicado el 1 de mayo de 2017

 

Y una tarde, como cuando la tierra llama, una frase resonó con la fuerza de la piuranidad: ¿Vuelta voy a hacer tareas?

¡¿Vuelta?! Vuelta, sí… que en el ejemplo no es ni regreso ni retorno sino otra vez. Esta palabra es muy rica en acepciones, ya el Diccionario de la lengua española (2014) presenta treinta y cuatro, sin contar las locuciones de las que forma parte.

El sustantivo vuelta comparte sus orígenes con el verbo volver: «Del latín vulgar *volŭta, y este del latín volūta, participio pasivo de volvĕre ‘hacer rodar, voltear’, ‘enrollar’, ‘desenrollar’» (DLE, 2014). Por eso, en ciertas construcciones, sentimos muy próximos sus significados: La vuelta al trabajo; Volver al trabajo. Sin embargo, hay que recordar que pertenecen a categorías gramaticales diferentes: la primera es un sustantivo; el segundo, un verbo. Tampoco debemos confundirlos con la perífrasis verbal tempoaspectual volver a + infinitivo, que señala la repetición de un proceso: Volver a trabajar.

De todas las acepciones, comentaré la construcción de vuelta, peculiar por sus matices en el habla americana. En el Diccionario de la lengua española (2014), esta locución adverbial significa ‘volviendo, regresando’ y aparece acompañada de sustantivos (al colegio, a clases, a casa…) o de infinitivos (a estudiar, a trabajar, a limpiar…).

Por otro lado, el Diccionario de americanismos (2010) recoge una nueva acepción para esta locución: ‘De nuevo, otra vez’, además señala que se usa en México, El Salvador, Costa Rica, Bolivia, Paraguay, Argentina y Uruguay. No se ha incluido al Perú en la lista de países; sin embargo, esta expresión resulta familiar en algunas zonas de nuestro país —por ejemplo, Piura—, sobre todo en ámbitos coloquiales: ¿De vuelta te robaron?; incluso, sin la preposición: ¿Vuelta te robaron?

Entonces, la locución adverbial de vuelta es admitida con el significado de ‘otra vez’; pero ¿será correcta cuando omitimos la preposición? El Departamento de Español al día de la Real Academia Española señala que «Estos usos de vuelta (sin la preposición de) con el significado de ‘otra vez, nuevamente’ no pertenecen al uso culto general del español. El Diccionario de americanismos lo registra con la marca de ‘popular’ (registrado en Ecuador)» (http://www.rae.es/consultas-linguisticas/departamento-de-espanol-al-dia). Si este uso ya se ha recogido en el país vecino, no es de extrañar que esté extendiéndose por la zona norte del nuestro.

Otro caso dialectal, y con el mismo significado de ‘otra vez’, sería el ya vuelta: Tonterías estás hablando ya vuelta; Ya vuelta ha venido. Esta locución tan arraigada en la selva peruana y que caracteriza su hablar, bien podría incluirse en las futuras ediciones del Diccionario de peruanismos (DiPerú).

En cuanto a su pronunciación, tanto en la zona costeña como selvática, diremos que no está libre de incorrecciones propias del uso coloquial. A veces, el fonema bilabial /b/ termina pronunciándose como velar /g/: güelta Ya güelta, di.

Finalmente, entre vueltas y más vueltas, algo nos debe quedar claro: ya sabemos qué usos de este término pertenecen a la norma culta del español; sin embargo, no podemos condenar nuestros rasgos dialectales, porque estos revitalizan nuestra lengua: «en términos estrictos, nadie habla una lengua, sino en una lengua, actualizando en cada acto de habla una parte del sistema y ciñéndose a las normas de un dialecto dado» (Montes, J., 1980, 253). El tiempo se encargará de decirnos si estas construcciones permanecen y se siguen extendiendo. La lengua vive en los hablantes y cambia con ellos, y a esto ni para qué darle vuelta.

 

Bertha Guzmán Velasco

Foto: https://www.pinterest.com/pin/142989356898093223/

2 comentarios

  • cinthya dice:

    Interesante me encantó

  • Carlos A. Gainza dice:

    Nos dejó a todos “de vuelta y media” con su explicación,
    A “la vuelta de la esquina” escucharemos más comentarios,
    Y dirán que “le dio vuelta” con sus argumentos.
    Reclamó que le dieran “el vuelto” al pagar la cuenta.
    Hay quien no sabe lo que era “darle vuelta” a un terno.
    Por “más vueltas” que le des, no entenderán lo que dices.
    A todos sorprendió “el vuelco” de la noticia
    Y “vuelta”, repito. debe haber más “vueltas” y “vueltos”

Deja un comentario

×