¿Y cómo estamos hoy?

Por , publicado el 23 de julio de 2018

Sí, ¿cómo estamos hoy?, ¿qué tal seguimos?  Tal vez se haya preguntado por qué los hablantes nos incluimos en la pregunta, cuando en realidad lo que queremos decir es ¿Cómo está hoy?, ¿qué tal sigue?, o ¿Cómo están hoy?, ¿qué tal siguen? Aquel uso, tan frecuente en la vida cotidiana, recibe el nombre de plural sociativo o asociativo.

Según la Nueva gramática de la lengua española (2009, 1174, 16.2r), el plural sociativo o asociativo es el uso y la interpretación del pronombre nosotros/ nosotras —junto a su variante átona nos y sus determinadas flexiones verbales— para incluir al destinario en la mención que se hace. Este recurso presenta fines pragmáticos relacionados con la cortesía o con la afectividad. Es particular como la forma de la primera persona del plural (nosotros/ nosotras) se elige en contextos en los que no está realmente incluido el hablante, por ejemplo, se dice ¿Cómo estamos hoy?, con el sentido de ¿Cómo estás hoy?, ¿Cómo está usted hoy?, haciendo referencia a un , es decir, a la segunda persona del singular.

Estos usos pueden deberse a que el hablante, aunque no realiza la acción, se une psicológicamente a los fines que busca su interlocutor, es el caso de una madre que le dice a su hijo: ¡Al fin acabamos las tareas!, cuando en realidad el que ha terminado con el deber es el hijo, no la madre. También puede ocurrir que sea el hablante quien desee incluir a su interlocutor, a pesar de que la acción la haya realizado solamente él. Cuando esto sucede se puede recibir la réplica del oyente que se siente involucrado innecesariamente: ¿Recuerdas que pensábamos ir? / ¿Pensábamos! Lo pensarías tú… Asimismo, la primera persona del plural puede usarse para disminuir la carga enfática en expresiones de mandato, obligación o petición. Nótese la diferencia entre Tienes que ser prudente frente a Tenemos que ser prudentes. Otro ejemplo de este caso aparece en A ver si cuidamos ese lenguaje, que te pierde (El Mundo [España] 8/8/1996).

El plural sociativo también aparece en el ámbito escrito para incluir al lector en el desarrollo del texto, así: «Un grande artista es siempre más grande que su arte. En este mismo pensamiento tendríamos que transmutar y aplicar a la presente cuestión» (Franz Tamayo, Creación de la pedagogía nacional). No hay que confundir este uso con el del plural de modestia, llamado también plural de autor, aludiendo a la potestad que tiene el que escribe de hacer partícipes a sus interlocutores en la redacción de su texto: Lo que nosotros sostenemos en este libro; En este capítulo afirmamos que…; Nuestra intención en este artículo es demostrar que… (NGLE, 2009, 16.2ñ).

El plural asociativo puede utilizarse, aunque de manera menos habitual, en los desdoblamientos del yo, es decir, cuando el hablante se dirige a sí mismo. En estos casos se crea un interlocutor ficticio que justifica el uso de la primera persona del plural, como en Y me dije: «Tranquilo, Luis, saldremos bien de esta, muy muy bien».

Ya lo sabe, estimado lector, el plural sociativo nos demuestra que a los hablantes no es que nos encanten las intromisiones en el discurso, al menos no a todos, sino que con el uso del pronombre nosotros buscamos fines cooperativos, aunque no participemos directamente de la acción.

Bertha Guzmán Velasco

Referencia de la imagen: Escritos diarios en https://www.facebook.com/escritos.diarios.10

 

5 comentarios

  • Luis DiLeo Villacorta dice:

    Gracias por hacernos recordar la diferencia entre el plural de modestia y el plural sociativo. En la proposición “Tranquilo,Luis…” el adjetivo “tranquilo” que función sintáctica cumple si tiene junto a él un vocativo.
    Gracias.

  • Anónimo dice:

    Bueno, y ese plural que cotidianamente lo usamos o lo uso y que ahora tiene nombre, es ¿bueno o malo?, ¿correcto o no? Estrictamente, ¿cómo deberíamos comunicarnos o cómo debiera comunicarme? ¿Lo debemos o lo debo evitar?

  • Carlos GN dice:

    Estimado Luis DiLeo:
    Parece que se trata de la elisión del verbo al que debería acompañar “tranquilo”. Creo que estaríamos hablando de la elisión del verbo “estar” (Estate tranquilo, Luis). ¿Nos podrían aclarar nuestros amigos del Castellano Actual?
    Saludos cordiales

  • Hugo Benítez dice:

    Excelente estamos con la lengua castellana

  • Maurizio Salvadori dice:

    Puedo encontrar en el libro los verbos que cambian de significado según rigen el acusativo o el dativo?

Deja un comentario

×
Secured By miniOrange