TAMBIÉN SE RECONOCIÓ A LAS MENCIONES HONROSAS

Se premió al nuevo Poeta Joven del Perú

Roy Vega ganó con el poemario “Etapas del Espíritu / Runas Grabadas en la Piel“, obra que explora la complejidad y discrepancia entre la realidad y universo de los sentimientos.

Por María José Salazar.

A través de su obra, el ganador de este concurso, Roy Vega, explora la complejidad y discrepancia entre la realidad y el universo de los sentimientos, con un lenguaje sencillo y sincero.

El premio, que consistía en 15 000 soles, la publicación de su obra y la estatuilla de la “Espiga Dorada”, fue entregado en una ceremoniaen la que estuvieron el director del Centro Cultural de la UDEP, doctor Enrique Banús, y el representante de la Fundación Marco Antonio Corcuera, doctor Paúl Corcuera.

3
De izquierda a derecha: Paúl Corcuera, representante de la Fundación Marco Antonio Corcuera; Roy Jácome, ganador del premio “El Poeta Joven del Perú”, y Enrique Banús, director del Centro Cultural UDEP.

Menciones honrosas
Por otra parte, el jurado otorgó menciones honrosas, por la calidad de sus creaciones, a Stephany Calderón (“El péndulo de la locura”), Gian Pierre Codarlupo (“Búsqueda en otro recinto”), Donathy Collazos (“Caleidoscopio”), Regina Garrido (“La casa vací­a”) y Marí­a Belén Milla (“Amplitud del mito”).

El jurado estuvo conformado por cinco poetas de reconocida trayectoria: Marita Troiano (presidenta), Marco Martos, Manuel Pantigoso, Ana Marí­a Garcí­a y Juan Carlos de la Fuente.

Sobre el Premio
El concurso “El Poeta Joven del Perú” nació en 1960 bajo la iniciativa de los poetas Horacio Alva Herrera, Carlos H. Berrí­os y Wilfredo Torres Ortega. Ellos integraron el “Grupo Cuadernos Trimestrales de Poesía”, dirigido por el también poeta Marco Antonio Corcuera. La finalidad era descubrir y alentar la producción poética de jóvenes peruanos.

El concurso desarrolló nueve ediciones quinquenales celebradas de manera ininterrumpida en Trujillo. La última de ellas fue en 1999. El primer premio, entregado en 1960, fue compartido por Javier Heraud y César Calvo. Wiston Orrillo y José Watanabe fueron otros talentos reconocidos en 1965 y en 1970, respectivamente.

Para seguir reconociendo a poetas peruanos y preservar la obra de Marco Antonio Corcuera, impulsor principal de esta iniciativa, la Fundación que lleva su nombre y el Centro Cultural de la Universidad de Piura lanzaron este año la décima convocatoria.

Para conocer más acerca de la historia del Premio, puede hacer clic aquí­.

 

Próximamente


SUSCRÍBETE A DESDE EL CAMPUS


Conoce los Términos de uso de datos de la Universidad de Piura.