Periodista Ralph Zapata gana concurso internacional de crónicas

Egresado de la Facultad de Comunicación de la UDEP narra la derrota del boxeador peruano Jonathan Maicelo en la pelea más importante de su vida.

Por Claudia Reto.
ralphzapatafcomudep
Ralph Zapata, egresado de la Facultad de Comunicación de la UDEP y ganador del segundo Concurso Tusquets. Foto: Víctor Zea.

‘El mal paso de la cobra’ es la crónica ganadora del segundo ‘Concurso Tusquets’ organizado por Anfibia, revista digital de crónicas y relatos de no ficción creada por la Universidad Nacional de San Martín de Argentina y la Fundación Nuevo Periodismo Iberoamericano. Su autor, Ralph Zapata, nos cuenta los detalles de su participación en el concurso que recogió decenas de historias deportivas y que lo hizo merecedor de la colección completa de la serie Wallander de Henning Mankell.

¿Por qué decidiste participar?

Anfibia es una revista online que sigo con frecuencia. Allí escriben cronistas de la talla de Daniel Alarcón, Marco Avilés, y otras buenas plumas de Latinoamérica. Ya había participado en el primer Concurso Tusquets, que consistía en escribir una crónica sobre las circunstancias en que te encontrabas cuando eligieron al nuevo Papa. No gané, pero decidí seguir probándome a mí mismo y postulé al segundo concurso.

¿Por qué elegiste contar la derrota de Jonathan Maicelo?

Decidí contar la historia de la última pelea del boxeador peruano Jonathan Maicelo contra su similar ruso, Rustam Nugaev, porque vi y sufrí ese combate, y me quedé con muchas reflexiones y sentimientos interiores que necesitaba expulsar a punto de letra. Elegí a Maicelo y no a otro deportista porque lo conozco, lo he entrevistado en varias oportunidades, sobre todo cuando trabajaba en el diario Depor del Comercio. Conocía su historia, sus ganas de ser campeón mundial, y su perseverancia. Eso me motivó mucho a escribir sobre él.

maicelo

¿A quién dedicas tu crónica?

A Maicelo, de todas maneras. Porque, además, es como un incentivo moral para él, pues luego de la pelea muchos lo criticaron, pero yo sé que él tiene ‘pasta’ de campeón. También está dirigida a todos los peruanos que amamos el deporte, y nos alegramos con los triunfos de nuestros compatriotas. Creo que, a falta de éxitos de nuestra selección peruana, el boxeo nos ha devuelto en los últimos años esa gloria esquiva.

¿Cómo fue el proceso de redacción?

Me demoré dos días. Primero tuve que pensar en la estructura, en el personaje, en recopilar información, recurrir a mi archivo personal de crónicas y reportajes sobre Maicelo. Y, una vez que tuve definido el tono, el enfoque y la estructura del texto, me lancé a escribir. El inicio, como siempre, fue un parto, pero después el relato iba reclamando los elementos que necesitaba. Me divertí muchísimo escribiéndola.

 ¿Por qué crees que tu crónica fue la ganadora?

Porque como dice uno de los organizadores del concurso: “Nos divirtió el texto. Corregimos algunas palabras que aquí en Argentina no se entendían y acortamos algunos párrafos porque superaba la cantidad de caracteres que habíamos propuesto. Pero, fue un gran relato (…) No queríamos dejar pasar la oportunidad de que tu texto ganara (aun siendo de Perú) porque era muy bueno”.

¿Qué sentimientos te genera el haber obtenido el primer puesto?

Me alegró el día, y ha sido como un impulso moral para seguir haciendo lo que me gusta: escribir, contar historias reales, dar voz a los sin voz, hacer visibles a los invisibles. Puede sonar cursi o hasta platónico, pero es lo que persigo cada vez que abordo alguna historia. Creo que los periodistas tenemos un deber moral con los menos favorecidos.

¿Qué le dirías ahora a Jonathan Maicelo?

Que no se amilane ante las adversidades, que los grandes campeones siempre han tenido tropiezos, que aún tiene un camino de éxito que le espera. Que, muchas veces, los peruanos somos los enemigos de los mismos peruanos, pero que tenga fe y lea mi crónica, que seguro le va a venir bien. Y que los peruanos esperamos, aún con mucha paciencia, que nos traiga un cinturón mundial.

¿Cómo nació tu gusto por la escritura?

Desde pequeño escuchaba los relatos fantásticos de mi abuela, y de mi tío, que era un taxista nocturno. Nos reuníamos todos los domingos en casa de mis abuelos paternos, y ellos narraban unas historias que nos mantenían sentados en el suelo largas horas, mientras el resto de los familiares bebían chicha de jora y comían pescado salado.

¿Tienes algún proyecto nuevo en mente?

Varios. Algunos están relacionados con la violencia narcoterrorista en el Vraem, pero abordados más como historias largas, de mucho reporteo, y otras ligadas a la música y a las fiestas populares en el norte y sur del país.

Lee la crónica ‘El mal paso de la cobra’ aquí.


SUSCRÍBETE A DESDE EL CAMPUS


Conoce los Términos de uso de datos de la Universidad de Piura.

Comparte

Desde UDEP Hoy

Esta entrada fue publicada en UDEP Hoy en la sección Gente, Lima y etiquetada con , . Guarda el enlace.