“Quiero transmitir mensajes a partir de los héroes peruanos”

El cineasta Juan Carlos Oganes expuso en las Jornadas de Comunicación detalles del rodaje de su película: "Gloria del Pacífico".

Por Aldo Chávez.
Juan Carlos Oganes
Foto: José Luis Benites. Facebook Facultad de Comunicación.

Para hacer realidad su sueño, el cineasta Juan Carlos Oganes tuvo que vender su casa. Era un proyecto de 200 mil dólares que no tenía el respaldo financiero de auspiciadores para su primera etapa. Finalmente, con el dinero de la casa vendida y con algunos aportes extras, Oganes comenzó, en el 2004, la pre producción de la película “Gloria del Pacífico”, que retrata pasajes históricos de la Guerra del Pacífico, en la que participaron Perú, Bolivia y Chile.

Durante su intervención en las Jornadas de Comunicación de la Universidad de Piura, Oganes explicó que existen tres requisitos primordiales para que una producción de este tipo tenga éxito: que los responsables tengan las ganas de cristalizar el proyecto, contar con el presupuesto y, fundamentalmente, tener el conocimiento técnico idóneo que garantice la calidad del proyecto.

Juan C. Oganes
Juan C. Oganes filmó la película en lugares históricos de Perú y Chile.

El personaje en la historia

“Lo que hace relevante a la historia es la profundidad de los personajes. Se debe lograr que el público se identifique con ellos, y esto es aplicable a cualquier contexto y formato, ya sea series de TV, cine, literatura, etc. Hay que darle calidad humana al personaje”, señaló el cineasta peruano.

Oganes indicó que el rodaje de la película le tomó dos años y medio, y será estrenada en setiembre. Aseguró que con esta película “no solo pretende revivir los hechos de la guerra, sino también transmitir un mensaje a partir de la gesta de los héroes”.

“Uno no ama lo que no conoce. Eso resume lo que quiero con este trabajo: que las nuevas generaciones  conozcan nuestro pasado y se queden con el mensaje que desborda cada uno de los personajes”, apuntó.

En el rodaje de esta película participaron cerca de 600 extras. Las grabaciones se realizaron en el Alto de la Alianza, escenario de la batalla del mismo nombre; también rodaron en Arica, en Lima y diversos escenarios de nuestro país.

“Fue un trabajo duro. No teníamos referentes peruanos previos antes de rodar. Había que pedir muchos permisos, tener mucho cuidado para prevenir accidentes, trasladar armamento, caballos. Es decir, fue una producción muy arriesgada, pero he quedado contento con los resultados. Espero que los peruanos puedan mirar con mucha atención esta película”, sentenció.

 

Próximamente


SUSCRÍBETE A DESDE EL CAMPUS


Conoce los Términos de uso de datos de la Universidad de Piura.