IMÁGENES PERTENECEN A COLECCIÓN DE JAN MULDER

Docente destaca el valor de fotografías que muestran notables ejemplos de ingeniería peruana

La modernidad que la ingeniería otorgó al país entre 1886 y 1930 se refleja en “Adelantos en los Andes. Soportes y fotografías”, una exposición en la que el doctor Andrés Garay participa como cocurador.

Por Dirección de Comunicación.

Tres documentos singulares son el soporte de esta exposición, inaugurada el 5 de abril en el Centro Cultural Inca Garcilaso (Ministerio de Relaciones Exteriores): un libro con imágenes de Courret y Castillo (1886), una carpeta del librero e impresor Guillermo Colville (hacia 1880) y el portafolio “Cusco” (1930), de Martín Chambi.

El docente de la Facultad de Comunicación, Andrés Garay Albújar, explicó que las imágenes son un ejemplo de la funcionalidad que puede aportar la fotografía; en este caso, fueron elaboradas para hacer de conocimiento público la magnitud de las extraordinarias obras de ingeniería en los Andes.

“Tienen un alto valor documental y a la vez comunicacional, pues evidencian la circulación del medio fotográfico en esa época y las enormes posibilidades de difusión y usos a través de estos soportes”, señaló.

Junto a Andrés Marroquín, idearon la exposición a partir del acceso que tuvieron de la colección fotográfica Jan Mulder, una de las más importantes del Perú. “En dicha colección había un número de álbumes y nos interesaron tres por el contenido de las imágenes entorno a obras épicas o procesos que pudo haber hecho el hombre peruano en Los Andes. Entonces, nos planteamos hacer una muestra no convencional con el objetivo de revivir, a través de las fotografías, hazañas de ingeniería en los Andes peruanos”, comentó Garay Albújar.

Para Andrés Garay, se muestran obras públicas de avanzada ingeniería, como ya no se hacen en el Perú. Del aporte de la fotografía para conocer la época entre 1886 y 1930 destaca los años de la posguerra con Chile. “Fue un periodo de reconstrucción y se hicieron obras (y se terminaron otras) de gran impacto como las vías ferroviarias.  Ese tema es muy importante porque fue motivo de orgullo nacional. En el libro de Ribeyro y en el Colville esta temática es preponderante. Los fotógrafos contribuyeron a que se pudiera conocer y visualizar la grandeza de estas proezas de ingeniería”, refirió.

Los documentales

El libro con imágenes de Courret y Castillo (1886) fue preparado por la Escuela Especial de Ingenieros de Construcciones Civiles y de Minas del Perú (dirigida entonces por el ingeniero Eduardo de Habich) y obsequiado al entonces Ministro de Relaciones Exteriores, Dr. Ramón Ribeyro. Muestra formidables fotografías de las vías férreas en los andes centrales del país y de su entorno natural.

Fotografía “Ferrocarril Central, Puente de Chaupichaca en perspectiva “, de Eugene Courret. Año: cerca de 1875 /  Tamaño: 20 x 25 cm / Técnica: fotografía albúmina
Fotografía “Puente de Copa”, de Rafael Castillo. Año: cerca de 1875 / Tamaño: 20 x 25 cm / Técnica: fotografía al carbón

De Guillermo Colville se muestra Ferrocarril de Lima a la Oroya, que contiene audaces vistas fotográficas de fines del s. XIX, de las obras civiles, instalaciones y túneles. Aunque las imágenes son de autoría anónima, su valor estético y documental resultan extraordinarios, y tuvieron un impacto significativo en la sociedad de entonces porque permitió ver la magnitud de la obra.

A través del portafolio “Cusco”, el fotógrafo Martín Chambi reúne fotografías suyas de la arquitectura de la ciudadela de Machu Picchu y de la andenería circundante, recintos arqueológicos de la zona, que son ejemplos notables de las obras que hizo el antiguo hombre peruano. Los tres soportes tienen también en común que fueron creados para la difusión temática a través del lenguaje fotográfico.

Fotografía “Las Tres Ventanas, Machu Picchu”, de Martín Chambi. Año: 1920-1930 / Tamaño: 21 x 17cm / Técnica: fotografía de gelatinobromuro de plata

SUSCRÍBETE A DESDE EL CAMPUS


Conoce los Términos de uso de datos de la Universidad de Piura.