Embajador Jia Guide en visita a UDEP

“Las relaciones entre China y Perú están en su mejor momento”

El embajador de la República Popular China en el Perú, Jia Guide, ofreció la conferencia sobre las relaciones comerciales entre China y Perú, las mismas que tienen oportunidades históricas y un interesante porvenir.

Por Koko Zavala.

Acompañado por el rector, doctor Antonio Abruña, el diplomático visitó las instalaciones del Instituto Confucio. Lo recibieron profesores y alumnos encabezados por la directora Sofía Ma Zheng.

El embajador mostró su satisfacción por haber sido invitado a “esta prestigiosa universidad y poder encontrarme con profesores y alumnos. Piura es una ciudad muy importante y famosa por su historia, además de ser cuna del héroe Miguel Grau y del presidente Juan Velasco, quien en 1971 tomó la decisión de restablecer relaciones diplomáticas con la república popular de China, iniciando así un nuevo capítulo en las relaciones chino-peruanas”.

Calificó a la Universidad de Piura como una perla en medio del desierto, y destacó que ofrece una formación que se rige por el lema de buscar la verdad y el desarrollo integral, y ha cultivado una gran cantidad de talentos que contribuyen al desarrollo de su país.

“Tiene muy buena afinidad con China, ha admitido cordialmente a estudiantes chinos de intercambio; autoridades y docentes han podido conocer China en diferentes momentos, a través del Instituto Confucio de la Universidad de Piura, el cual se ha convertido en la base para el aprendizaje de nuestro idioma y en la promoción de la cultura china en el norte del Perú”, anotó.

En el marco de la visita el rector de la UDEP, Dr. Antonio Abruña, reconoció el valor de las relaciones entre China y Perú y recordó que a través del Instituto Confucio de la Universidad de Piura se procura difundir la cultura, el idioma y las tradiciones milenarias de China, lo cual enriquece a la formación de los alumnos. “La visita a la Universidad de Piura y la conferencia del Embajador de la República Popular China, Jia Guide, han confirmado el interés que, desde la academia, ponemos a las oportunidades económicas, comerciales y sociales que se abren.  Es mucho lo que podemos aprender de este gran país”.

Una franja, una ruta
Al exponer la conferencia “Las relaciones entre China y Perú bajo el marco de Una franja, una ruta”, destacó que es un proyecto en marcha que depara oportunidades históricas y tanto la población china como peruana tendrá un expectante porvenir.

Se refirió a los orígenes del desarrollo de China, a la conmemoración del cuadragésimo aniversario de la reforma y la apertura de China. Citando al presidente chino Xi Jinping, explicó que se trata de las estrategias más cruciales que determinaron el destino de la China contemporánea. En 1978 comenzó el preludio de la reforma en China y, gracias a una lucha de 40 años, se han producido cambios profundos en ese país.

“El producto interno bruto creció de 174 900 millones de dólares a 12 billones de dólares, lo que significó un crecimiento global de 68 veces, logrando que el porcentaje de la economía china suba en la economía global del 2 al 15 %, ubicándose como la segunda economía a nivel mundial. Con crecimiento anual promedio del 9.5 % China creó el término Milagro chino por los logros alcanzados en su historia”, precisó.

Cerca de 700 millones de chinos salieron de la pobreza extrema lo que representa más del 70 % de la reducción de la pobreza a nivel global durante ese periodo, una reducción de las más grandes, en la historia de la humanidad, calificada por el Banco Mundial. La introducción de las tecnologías a la innovación independiente hicieron crecer el poder científico tecnológico y la capacidad innovadora de China.

La reforma y la apertura no solo han cambiado profundamente a China; también permitieron emitir una proyección mundial que ha dejado importantes inspiraciones basadas en el principio de apertura, inclusión, ganancia compartida y beneficio común.

“El desarrollo chino favorece a todo el mundo. China se ha convertido en el primer socio comercial para más de 120 países y regiones, incluyendo al Perú. La tasa de contribución de China a la economía global es del 30 %. China ha planteado la iniciativa de “Una franja, una ruta” que fijará su posición internacional de importaciones con más coyunturas y oportunidades a la comunidad internacional”, comentó.

Sostuvo que China persiste en mantener la armonía y la interacción positiva entre el desarrollo económico y la protección medio ambiental. Tras un desarrollo de 40 años, China se ha dado cuenta profundamente que para el desarrollo de un país las montañas verdes y las aguas cristalinas son equivalentes a montañas de oro y plata, es lo que valen. “Siempre hay que seguir el camino del desarrollo sostenible caracterizado por la coexistencia armoniosa entre la humanidad y la naturaleza”, remarcó.

Indicó que su país se adhiere firmemente al libre comercio y el mecanismo comercial multilateral. “Los intereses de los países del mundo, se entrelazan y la cadena industrial global también. La liberalización comercial es el resultado inevitable de la globalización económica. El mecanismo comercial multilateral constituye la garantía esencial para un comercio justo, mientras que ni el unilateralismo ni la protección podrían tener una salida”, agregó.

China y Perú
Al referirse a las relaciones chino peruanas, señaló que este año se recuerda el cuadragésimo sétimo aniversario del establecimiento de las relaciones diplomáticas entre los dos países, basadas en respeto mutuo, la apertura, inclusión y las colaboraciones de ganancia compartida para las relaciones bilaterales, las mismas que se encuentran en el mejor momento de la historia.

Estas relaciones se podrían resumir, en que los dos países tienen una sólida confianza política mutua. El Perú es el primer país de América Latina en tener, al mismo tiempo, la asociación estratégica integral del Tratado de Libre Comercio con China; los dos países mantienen intensos intercambios de alto nivel. Los dos países tienen fructíferos resultados de cooperación. El primer proyecto de las empresas petroleras chinas está en Piura.

En el 2017 el comercio bilateral entre China y Perú superó los 20 mil millones de dólares, aumentando en un 30 % lo que supuso un crecimiento de 800 veces el volumen comercial binacional a principios del establecimiento de las relaciones diplomáticas. Por cuatro años consecutivos China se ha posicionado como el primer socio estratégico comercial de Perú. Marcas como Huawey, Lenovo, han sido bien recibidas en el mercado peruano, mientras que productos peruanos como las paltas, uvas, arándanos cuentan con gran aceptación en el mercado chino.

Más de 170 empresas chinas operan en el Perú con una inversión superior a los 18 mil millones de dólares.

Próximamente


SUSCRÍBETE A DESDE EL CAMPUS


Conoce los Términos de uso de datos de la Universidad de Piura.