Semana de reflexión

Por Lady Olivares Mauricio

Por Julio Talledo, el en Diario Correo (Piura).

La “Semana Santa”, denominada también “Semana Grande” o “Semana Mayor”, por la importancia que tiene para los cristianos el misterio de la Redención de Cristo, comenzó el Domingo de Ramos en que conmemoramos la entrada triunfal de Jesús a Jerusalén, en medio de palmas, y culmina hoy Domingo de Pascua, en que celebramos la Resurrección del Señor.

Durante estos días, hemos recordado los momentos de la Pasión y Muerte de nuestro Señor Jesucristo; entre ellos, el Viernes Santo revivimos la “crucifixión”. Lingüísticamente hablando, conviene aclarar que el término correcto para designar la ‘acción de fijar o clavar en la cruz a alguien’ es “crucifixión” y no “*crucificción” ni “*crucificar”. El hablante de español usa, incorrectamente, la palabra *crucificción por cuestiones fonéticas; es decir, la pronunciación de la “x” le suena igual a “cc”; y al pronunciarlas así, las remplaza en su escritura. También “crucificación” es un término erróneo cada vez más usado en nuestro medio y, probablemente, se forma por la analogía que hace el hablante con palabras como “adjudicación” (de “adjudicar”) o “implicación” (de “implicar”); por lo tanto, “crucificación” derivaría de “crucificar”.

Sin embargo, lo importante de este tiempo no es el recordar con tristeza lo que Cristo padeció, sino entender por qué murió y alegrarnos por su “Resurrección” que es precisamente lo que celebramos hoy “Domingo de Pascua” o “Domingo de Resurrección”. La palabra “resurrección” proviene del latín “resurrectio” y fue creada por la Iglesia católica, a finales del siglo XIII, para referirse al misterio por el cual Cristo venció a la muerte y volvió a la vida. “Pascua”, por su parte, es un vocablo que se origina en el latín “pascha” que a su vez proviene del hebreo “pesah”, y conmemoraría el “Éxodo judío” o lo que es lo mismo, la fiesta en memoria de la liberación del pueblo judío de la esclavitud en Egipto. En la religión católica, Jesús le dio otro significado: el paso de la muerte a la vida.

Para terminar esta pequeña reflexión lingüística sobre Semana Santa, hablaremos del significado de la expresión “Inri” que aparece en la parte superior del crucifijo. La palabra “Inri” corresponde a las iniciales de la frase que mandó a colocar Poncio Pilato sobre la cabeza de Jesucristo en la cruz: “Iesus Nazarenus, Rex Iudaeorum” que en español significa “Jesús de Nazareth, Rey de los Judíos”.

Docente.

Facultad de Ciencias de la Educación.

Universidad de Piura.

Artículo publicado en el diario Correo (Piura), domingo 8 de abril de 2012.

 

Próximamente


SUSCRÍBETE A DESDE EL CAMPUS


Conoce los Términos de uso de datos de la Universidad de Piura.

Comparte

Desde UDEP Hoy

Esta entrada fue publicada en UDEP Hoy en la sección Académico, Prensa y etiquetada con , , , . Guarda el enlace.