“La educación de un niño zurdo no tiene por qué ser distinta a la de un niño diestro”

Por Kattia Cañola.

El 13 de agosto se celebró, en todo el mundo, el Día Internacional de los Zurdos, personas que desde su nacimiento tienen predisposición a realizar sus actividades con el lado izquierdo de su cuerpo. La Profesora María Luisa Sánchez, docente de la Facultad de Ciencias de la Educación de la UDEP, habla sobre la realidad educativa a la que se enfrentan estos niños, en un mundo diseñado para diestros.

Zurdo 2
Fuente: Eduardo de Zambra

¿Los niños zurdos tienen dificultades en el aprendizaje?

Normalmente no. Aunque en el mundo la organización de las cosas en el espacio parece haber sido pensada para el uso de las personas diestras, la persona cuya lateralidad le lleva a la preferencia del uso del lado izquierdo del cuerpo, o zurda desde pequeña  se adecúa a este sin mayor problema. El problema lo hacemos los adultos cuando pretendemos cambiar esa lateralidad al niño y orientamos el uso de la mano derecha, impidiendo el uso de la mano dominante. En este caso le provocamos problemas en el uso del espacio y cuando el tema se relaciona con la escritura provocamos lo que se denomina lateralidad cruzada: Le hemos contrariado la lateralidad y el zurdo, que no sólo es zurdo de mano sino de ojo, de oído y de pie, ve alterado su espacio y su direccionalidad en este. Ahí sí el niño puede tener problemas en el aprendizaje.

¿Cómo educar a un niño zurdo en un mundo hecho para diestros?

De una manera normal, como a todos los niños. El ser zurdo no lo hace una persona diferente. Simplemente es que en él domina de manera natural para las ejecuciones el lado izquierdo de su cuerpo. Los profesores que tienen alumnos zurdos en su aula deberán estar atentos a la forma como ellos cogen el lápiz, rotan la hoja para escribir, cogen la tijera, dirigen su mirada sobre el material de escritura, etc. para poder orientarle de una manera positiva, sin hacerles sentir “diferentes”. Es más, un niño zurdo suele ser un niño muy hábil, con muchas más habilidades ejecutivas que algunos diestros. Conviene que en el aula el profesor que descubre esa o esas habilidades en sus alumnos zurdos las destaque ante sus compañeros. Así ellos pueden explicar cómo es que hacen las cosas, aunque no sepan el por qué las hacen así.

¿Cómo logra el profesor que el alumno se adapte al uso de los artículos escolares, como: tijeras, pupitres, mouse, etc., diseñados para diestros?

El niño usa las cosas naturalmente y se adecua a ellas. Ahora hay tijeras para zurdos, pero si no tenemos acceso a ellas, el niño zurdo se adapta con toda naturalidad a las tijeras normales. Lo importante es que el profesor o profesora sepa cómo enseñar el uso de las tijeras, y esto es igual para diestros o zurdos, sólo que es “con la mano contraria”   Si el profesor no se percata de la forma como el niño coge la tijera, éste lo hace mal y no se le orienta bien,  puede desarrollar errores en la ejecución. Yo recuerdo que aprendí a cortar con la izquierda para poder enseñarles a mis niños zurdos a usar bien las tijeras.

MesaBancoNegro

Por otro lado las carpetas de tipo “riñón” ofrecen, eso sí, dificultades para estos niños. Conviene que usen mesa y silla, que no dificulta para nada el escribir. Si son mesas individuales mejor, porque si el niño se sienta al lado de un niño diestro puede sentir que le incomoda. En todo caso conviene sentarlo hacia el lado izquierdo de la mesa.

¿Aún existen profesores que “corrigen” a los zurdos?

Lamentablemente sí.  Y no sólo profesores. Muchos padres lo continúan haciendo. Conviene publicitar las dificultades posteriores en el aprendizaje que estas “correcciones” pueden hacer. Se provoca la zurdería contrariada que, repito, puede traer muchas dificultades al niño en el manejo de su espacio con el consiguiente problema de alteraciones de letras en las palabras o cambios en la orientación de las mismas; así mismo dificultades en las matemáticas, cuya base es el espacio. Hay que recordar que el ojo dominante en estos niños, o sea el ojo que orienta sus ejecuciones de mano o de pie, también es el izquierdo, entonces el niño orienta mal la hoja en la carpeta p ara  poder adecuar sus movimientos a ese ojo zurdo dominante, y la escritura se hace mucho más difícil. De ahí que algunos zurdos tengan mala letra.

¿Se necesitan nuevas tendencias pedagógicas para ayudar a los niños zurdos?

Creo que se necesitan maestros con una profunda vocación docente, comprometidos con la formación de los chicos, pendientes de estos y de sus necesidades, para formarlos a todos en la fortaleza, la solidaridad, la verdadera amistad, el compañerismo. El verdadero maestro se dará cuenta de las necesidades de sus alumnos, entre ellos de los zurdos y les podrá ayudar si estos presentan problemas de adaptación u otros.

Maria Luisa

Próximamente


SUSCRÍBETE A DESDE EL CAMPUS


Conoce los Términos de uso de datos de la Universidad de Piura.