Educadores disfrutaron de una velada artística

Profesores y futuros educadores ‘jugaron’ a ser niños

Representación de la “La maestrita del pueblo”, el resumen teatralizado de una clase de Lengua y Literatura, juegos y más hubo en la velada organizada por el Día del Maestro.

Por Elena Belletich.

Participaron profesores de distintas instituciones educativas de Piura y algunos de los becarios del Pronabec que estudian la Maestría en Didáctica de las Matemáticas de Primaria y Secundaria en la UDEP; estudiantes del COAR y profesores y alumnos de la Facultad de Ciencias de la Educación.

El espectáculo fue variado. Inició con la representación teatral “La maestrita de pueblo”, a cargo de los estudiantes del Colegio de Alto Rendimiento (COAR) de Piura. En la obra reivindicaron la elección de la carrera docente como vocación de servicio y de entrega a la transformación personal y social.

Asimismo, estudiantes de la Facultad de Ciencias de la Educación de la UDEP pusieron en escena la versión resumida de una sesión de clase de Lengua y Literatura. En ella, analizaba la obra de Mario Benedetti, “Corazón Coraza”,  en su expresión de amor y ternura que anida en el corazón humano; un objeto de estudio y de apreciación de la belleza literaria en las aulas universitarias.

Entre un número musical y otro, las animadoras (profesoras de la Facultad) instaron a las participantes a ‘jugar’ a ser niños perspicaces y creativos mediante concursos preparados para la ocasión. Los docentes fueron capaces de improvisar mensajes cortos y significativos por el día del maestro en lenguas quechua, aguaruna, inglés o español; o a seguir la dinámica del cuentacuentos con temas tópicos como “el maestro enojado”. Fue sorprendente descubrir que cuando se pidió una tiza, o un registro o un rotulador de pizarra acrílica, algunos profesores o profesoras llevaban estos consigo, mostrando así, ¿qué es ser maestro? Todos los profesores participantes fueron premiados.

Poesía, teatro, canto, danza y concursos a modo de juego, fueron ocasión perfecta para reír, compartir y hacer del Día del Maestro un verdadero encuentro de gratitud, reconocimiento y esperanza. La velada terminó hacia las 8.30 de la noche al compás de un buen tondero norteño.

Comparte

Desde UDEP Hoy

Esta entrada fue publicada en UDEP Hoy en la sección Gente, Opinión, Social y etiquetada con , , . Guarda el enlace.