“El conflicto es inevitable en toda sociedad compleja”

(Piura).- El Dr. Alejandro Navas opinó sobre las causas que desencadenan un conflicto social, de la crisis de confianza entre la clase política y la ciudadanía, y sobre el rol de los medios de comunicación.

(Piura).- Durante su visita a la Universidad de Piura, Alejandro Navas, catedrático de Sociología de la Universidad de Navarra, habló sobre las causas que desencadenan un conflicto social, de la crisis de confianza entre la clase política y la ciudadanía –que aqueja a varios países de Latinoamérica– y sobre el rol de los medios de comunicación en la prevención y resolución de los conflictos sociales.

Por César Bocanegra

Hasta julio, la Defensoría del Pueblo ha registrado 168 conflictos activos en el país y 75 latentes;  81 de ellos están en proceso de diálogo; sin embargo, pareciera que es poco probable llegar a un consenso. Al respecto, el Dr. Alejandro Navas sostiene que para contrarrestar este panorama es necesario abandonar las posturas “defensivas e inflexibles” para facilitar el diálogo y restablecer la confianza entre la clase política y la ciudadanía.

En su opinión, ¿cuáles son las principales causas de un conflicto social?

En la actualidad existe una tendencia a la entropía[1], en la que el orden y la paz social son frágiles, inestables e improbables. Por ejemplo, en países como Argentina, con el caso del “Corralito”, se ha visto cómo una nación aparentemente sólida y  estable puede convertirse  en un foco de caos.

En este sentido, es inevitable que haya diferencias y conflictos; sin embargo, lo deseable es resolverlos de modo pacífico con el diálogo y la búsqueda de un consenso. Además, creo que el conflicto es un ingrediente, en cierto modo, inevitable en toda sociedad compleja y numerosa; lo importante es que este no genere una guerra civil o un acontecimiento mayor.

En algunos de sus artículos afirma que un causa de los conflictos sociales es la “crisis de confianza”  entre la ciudadanía y la clase política…

Efectivamente, porque la confianza es como el cemento que mantiene unido el cuerpo social. En las sociedades modernas y democráticas  existe una diversidad de filosofías y estilos de vida; eso es algo bueno; sin embargo, una sociedad cohesionada es más fuerte y más próspera e implica un consenso básico en torno a  valores fundamentales, entre ellos, la confianza.

En la actualidad, gran parte de ese consenso se ha roto y esto ha motivado discrepancias y enfrentamientos: una especie de divorcio entre el pueblo, la clase política y la ciudadanía. Esta situación ha hecho que en países como Ecuador y Venezuela se dé cabida a líderes populistas, lo que termina siendo desfavorable.

El Dr. Alejandro Navas en la Universidad de Piura.

Durante un conflicto social ¿Quién debe dar el primer paso para restablecer esa confianza?

De entrada, tal vez debe ser el más poderoso, el que está más arriba en la jerarquía. Sin embargo, no siempre el más fuerte es el que manda. Por ejemplo, en muchas empresas cuando la materia de trabajo es el talento intangible y no la fuerza física, el empresario está en manos del “técnico” que es quien domina los procedimientos, el “Know how”.

En cualquier caso,  quien tenga el poder “real” debe dar el primer paso. Debe mostrarse dispuesto a confiar y esperar la misma actitud de parte del otro. Para ello se requiere que las partes abandonen su posición defensiva e inflexible para posibilitar el diálogo y el avance en la solución de los problemas de interés general.

En el Perú, la mayoría de medios de comunicación dan prioridad a la violencia que acontece durante un conflicto social ¿Qué análisis podría hacer de ello?

Los medios son un actor muy importante durante un conflicto. Son como el notario que levanta acta y muestra la realidad a los actores tal y como es, sin esconderla, por medio de una difusión libre, que es fundamental en una sociedad democrática.

Es necesario mostrar la realidad de un conflicto pero sin caer en el morbo y en el escándalo para incrementar la audiencia y el rating. Es decir,  se debe buscar informar con la verdad pero de una manera sobria y respetuosa, lo cual, hoy es un reto para los profesionales de la información.

¿Cuál debería ser el rol de los MCS para evitar conflictos sociales y promover el diálogo?

Los medios de comunicación desempeñan un rol muy importante. Ya se decía, por ejemplo, en la época de la guerra por la independencia en Estados Unidos, que  para que una buena democracia funcione los medios libres son más vitales que los partidos políticos ya que la libertad es propia de la democracia si se quiere velar por la deliberación pública que se hace en los foros mediáticos, en los medios, en la calle y en Internet. Sin esa libre deliberación no hay democracia.

En ese contexto, le corresponde a los medios mantener vivo ese debate, son el foro clásico  para promover este diálogo. Asimismo, no son altavoces de los actores que tienen algo que decir, sino que, cuando realizan bien su papel, contextualizan, valoran, interpretan, explican y critican, cada uno con su línea editorial propia. Si esos medios cumplen adecuadamente con su tarea, realizan un servicio único a la buena democracia.

Por otra parte, la variedad, promovida por los medios de comunicación, enriquece la vida del país y permite encontrar solución a los problemas de índole nacional.

 


[1] “Medida de la incertidumbre existente ante un conjunto de mensajes, de los cuales se va a recibir uno solo”. (DRAE)