Ben Schneider ofrece conferencia en la Semana de Ingeniería

El antídoto para los problemas empresariales es la innovación, esa capacidad de alterar, modificar y cambiar algo para mejor.

(Lima).- Según Ben Schneider, presidente de INDRA – Perú y especialista en gestión empresarial, el 70% de los problemas que aquejan a una empresa son por falta de estrategia, y dentro de ese porcentaje, el 23% por la poca capacidad de las empresas a reaccionar y pensar en que la fortaleza de la marca, por sí sola, puede capear el temporal.

El antídoto para todo eso, según Schnaider, se llama innovación, esa capacidad de alterar, modificar y cambiar algo para mejor, rompiendo el concepto de tradicional; quizás para los peruanos una actitud que nos ayudó a salir de malas épocas y de coyunturas adversas. Sin embargo, la innovación se considera más valiosa en tiempos de bonanza.

Según nuestro especialista, quien brindó la conferencia: “La innovación como generador de cambio” en el marco de la Semana de Ingeniería, advirtió que el 10% de las empresas se distraen de su función principal, una marca de zapatillas se debe concentrar en diseñar, en investigar para mejorar el producto, no en vender o distribuir.

La inestabilidad que por muchos años padeció América Latina nos ha hecho desarrollar la habilidad de buscar otras salidas. “Es vital no canalizar esa creatividad en salidas facilistas e informales, la criollada o Pepe el vivo, explica Schnaider.

Entre los puntos que aportan a impulsar la innovación, la resiliencia, esa condición física de los metales que evoca a la capacidad de afrontar situaciones límite y volver a un estado original, se busca ahora en aquellos que quieren hacer empresa.

La resiliencia reta el conocimiento, necesita de información constante para enfocar el momento, para entenderlo y poder remplazar las viejas estrategias. El reto está en implementar los recursos necesarios y prepararse para el ejercicio de la prueba y el error. “La base de la innovación requiere del fracaso, la sumatoria de los aciertos y también de los desaciertos nos va a hacer más fuertes. No existe el que innova y no se equivoca. Solo hay que estar convencidos de eso”, dijo Schnaider.