Encuentran ave en peligro de extinción en campus de la UDEP

Se trata de Myiarchus semirufus, más conocido como “Copetón rufo”. Esta ave fue registrada la mañana del 15 de agosto, en la estación de anillamiento de la Universidad de Piura.

(Piura).-Por primera vez, el programa de anillamiento que ejecuta CORBIDI (Centro de Ornitología y Biodiversidad) logró identificar a una de las aves que—a partir de 2008—está en peligro de extinción, de acuerdo a la categoría de peligro de la IUCN (Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza).

Se trata del Myiarchus semirufus, más conocido como “Copetón rufo”. Esta ave fue registrada en la estación de anillamiento del campus de la Universidad de Piura, la que se suma a los avistamientos reportados en la Laguna Ñapique (provincia de Sechura).

La Myiarchus semirufus es un ave endémica de las tierras bajas Tumbesinas de Perú, aunque también se puede encontrar en Tumbes, Piura, Lambayeque, La Libertad y Ancash. Habita ecosistemas de bosque seco y en zonas desérticas arbustivas del noroeste del Perú.

Los investigadores señalaron que la categoría de “peligro de extinción” se debe a la fragmentación de su hábitat natural—bosques tropicales húmedos de tierras bajas, secos subtropicales o tropicales y matorrales—por intervención antrópica (acciones realizadas por el hombre).

Identificación

Para identificar al ave, los investigadores y voluntarios (estudiantes de Ciencias Biológicas de la Universidad Nacional de Piura) han utilizado la técnica de anillamiento, que consiste en colocar un anillo metálico con un código de números único en el tarso (pata) del ave para identificarlo de los demás. Los investigadores afirman que el campus verde la Universidad de Piura es un lugar clave para instalar una estación de anillamiento de aves.

Hay que señalar que el programa de anillamiento se inició en marzo de 2011, bajo la coordinación del Blgo. Diego García Olaechea, anillador y entrenador certificado por el  North American Banding Council (NABC), quien junto a un grupo de voluntarios evalúan la estación de anillamiento cada diez días para monitorear la diversidad de aves del campus.

Expertos llevan más de 30 sesiones de anillado en el campus.

“Lo que podemos hacer para contribuir a la preservación de especies es conservar su hábitat evitando la tala de árboles del bosque seco, lo que ocasiona la reducción de su área para habitar”, afirma Elio Nuñez, voluntario de la investigación.

Por su parte, Sol Chumacero, voluntaria de la investigación, afirma que como parte del programa, se viene trabajando el tema de Educación Ambiental con niños, con el fin de enseñarles la importancia de conservar y cuidar el bosque.

También participan del anillamiento Paola Marigorda y Karolm Herrera, alumnos de último ciclo de Ciencias Biológicas de la UNP.

Proyecto “Monitoreo de aves del Noroeste”
CORBIDI lleva a cabo el proyecto “Monitoreo de aves del Noroeste”. Esta iniciativa tiene como materia de estudio al bosque seco del campus de la UDEP. El lugar de investigación fue escogido por su valor ecológico y características propicias para alojar gran diversidad de especies de aves.