“Mientras las empresas sean transparentes, las inversiones llegarán”

Gerente del área legal de PricewaterhouseCoopers conversó sobre la importancia de la transparencia de una empresa para atraer inversión.

En la última década se ha ejercido una fuerte presión para reforzar los mecanismos de Gobierno corporativo en Latinoamérica y en el mundo. Empezó a principios de los 90, cuando los inversionistas necesitaron una mayor representación en los órganos administrativos de las empresas. Sobre el tema habla Guillermo Zapata Chau, gerente del área legal de PricewaterhouseCoopers, quien explica la importancia de un buen gobierno corporativo en las empresas del sector privado.

Por César Bocanegra Lisboa

Zapata Chau estuvo en la Universidad de Piura donde dirigió un conversatorio sobre Derecho corporativo. Conversó con nosotros sobre la necesidad de que la empresa privada “desarrolle sus actividades con transparencia para convertirse en un foco atractivo de inversión”. Asimismo, se refirió al impacto del buen gobierno corporativo en la economía del país y a la necesidad de la implementación de buenas prácticas en este ámbito, en las empresas públicas.

¿Qué aporta el buen gobierno corporativo a las empresas?

Este permite detectar las falencias a nivel societario en una empresa, por ejemplo, en la comunicación entre los accionistas y la plana directiva. Asimismo, facilita el establecimiento de una buena relación con el personal, con los proveedores y el público que compra el producto o servicio que ofrece la corporación.

Por otro lado,  la aplicación de las buenas prácticas de gobierno corporativo facilita que las actividades de una empresa se desarrollen de manera transparente  y ordenada. Ello contribuirá al crecimiento sostenido de la compañía ya que el público sabrá qué es lo que hace la empresa y cómo. Los inversionistas sabrán cuál es el rendimiento de sus acciones; y la plana gerencial sabrá cómo ejecutar el planteamiento estratégico para alcanzar los objetivos corporativos.

Y, para el sector económico del país, ¿también es útil?

Lo que busca el gobierno corporativo es transparentar las operaciones de la empresa y conseguir niveles adecuados de control con la finalidad de crear sinergias positivas para la sociedad.

Las organizaciones que ejecutan estas prácticas de manera estable y progresiva son más atractivas para los inversionistas nacionales y extranjeros. Y, mientras sean transparentes y tengan reglas claras del juego, las inversiones siempre llegarán, lo que será positivo para la economía del país.

¿El gobierno corporativo solo depende de la alta dirección?

Una empresa no solo está compuesta por la alta dirección: también están los accionistas, los consumidores, los proveedores y de entes reguladores del gobierno. El gobierno corporativo enlaza a todos estos agentes para que la empresa sea sostenible en el tiempo.

Por ejemplo: si bien la alta dirección determina la estrategia que debe seguir la empresa para alcanzar los objetivos corporativos, esta debe someterse a la supervisión de un ente gubernamental para ver si  está cumpliendo con las normativas del mercado. La disponibilidad de la empresa para este tipo de inspecciones, generará una buena imagen a los inversionistas y al público.

En el 2002, la Superintendencia de Mercados y Valores del Perú (SMV) publicó el código “Principios de buen gobierno corporativo para las sociedades anónimas peruanas”. ¿Cómo han aplicado las empresas privadas estos principios para su gestión, en esta década?

A los largo de estos diez años, estas empresas se han dado cuenta de que ejercer buenas prácticas de gobierno corporativo les permite obtener mayores réditos y mecanismos alternativos al financiamiento bancario tradicional, como el inmobiliario. Sin embargo, en comparación a otros países, nos falta mucho camino por recorrer.

Para contrarrestar esto, hay que adaptar mejor los principios del gobierno corporativo a la realidad local. En la medida en que las empresas locales trabajen con trasparencia, mantengan un control adecuado y  permitan una mayor dinámica entre los actores de mercado, las inversiones no faltarán en el mercado peruano.

¿Qué beneficios podrían obtener las empresas públicas, que no cotizan en la bolsa de valores, al aplicar buenas prácticas de gobierno corporativo?

La adaptación y mejora de las prácticas de gobierno corporativo convertirá a las empresas públicas en un foco atractivo para la inversión privada. Para ello, deberán recibir un tratamiento especial de acuerdo su naturaleza jurídica. En este sentido, el Gobierno busca que las empresas del Estado abran una parte de su accionariado a inversionistas extranjeros, lo que les permitirá obtener mayores  financiamientos.

¿Cuáles son los retos y las mejoras que la SMV debe considerar para que las empresas apliquen estas buenas prácticas?

Se debe establecer qué principios de gobierno corporativo, de los 26 establecidos por la SMV,  son los que tienen mayor dificultad para ser implementados por los accionistas,  la gerencia o la alta dirección. En este análisis, la empresa privada, uno de los principales actores del mercado, desempeñará un rol muy importante.

Por otro lado, la empresa familiar es una realidad que no puede ser considerada poco trascendente: la mayoría de empresas en el Perú pertenecen a esta categoría. De acuerdo a esto, se debe establecer si se deben implementar prácticas específicas para este tipo de sociedades. Se debe proceder del mismo modo con las empresas públicas, las cuales, al igual que las familiares, tienen una naturaleza jurídica distinta a las privadas.