Naprotecnología: una alternativa natural contra la infertilidad

La experta española María Isabel Valdés de la Colina, obstetra visitante de la Universidad de Piura, habla sobre esta nueva ciencia de la salud.

El siglo XXI trae una nueva tecnología que ayudará a que más parejas, que padecen la infertilidad, puedan tener un hijo. ¿La novedad? No es un método artificial, la concepción se logra a través de una relación sexual normal y, lo más importante, sin destruir (matar) embriones. Hablamos de la Naprotecnología o Tecnología de la Procreación Natural. La experta española María Isabel Valdés de la Colina, obstetra  visitante de la Universidad de Piura, habla sobre esta nueva ciencia de la salud.

“Los diferentes estilos de vida, la edad –cada vez más avanzada– en la que las mujeres buscan quedar embarazadas, y los cambios en los hábitos de vida pueden hacer que sea difícil para algunas mujeres concebir un hijo. En este sentido, el objetivo principal de la Naprotecnología es ayudarlas a mejorar las posibilidades de conseguir un embarazo, sin suplantar una relación sexual normal”, explica la doctora Valdés.

¿En qué consiste, exactamente, la Naprotecnología?

Se trata de una nueva ciencia de salud dedicada a las mujeres. Investiga y trata las causas subyacentes de la infertilidad, tanto en la mujer como en el hombre, para permitir la concepción en una relación sexual normal. Identifica el problema, coopera con los ciclos ováricos y de fertilidad, corrige la patología, mantiene la ecología humana y el potencial procreador. Incluye tratamientos médicos y quirúrgicos. Asimismo, ayuda a la búsqueda del embarazo a través de la enseñanza los Indicadores De Fertilidad en mujeres/parejas con patologías más o menos complejas sin suplantar una relación sexual normal.

¿Desde cuándo se viene utilizando esta técnica? ¿En qué países?

Hay ya 30 años de investigaciones científicas sobre ciclos ováricos normales. A modo de referencia, mencionamos, entre los autores e investigadores más representativos, a Thomas Hilgers MD, director del Centro Nacional para la Salud de la Mujer en Omaha, Nebraska;  Joseph B. Stanford, M.D., profesor adjunto de Medicina Preventiva y de Familia en la Universidad de Utah, y miembro del Consejo de Administración del Instituto Internacional de Medicina Reproductiva Restaurativa.

¿Qué probabilidades de éxito se alcanza con ella, en cuanto a la fertilidad?

Gracias a los estudios de Hilgers y Stanford, Boyle etc., y otros semejantes,  en  Naprotecnología, las mujeres tienen la oportunidad de conocer y entender las causas de su fisiología y sintomatología. Los recientes estudios en Naprotecnología de Stanford y Boyle  son muy predictivos, acercándose a una eficacia en logro de embarazo similar a las técnicas de reproducción asistida, cuya eficacia difiere según los diversos autores, países y estudios. Hay bastante consenso en cuanto logro de embarazo e  hijo vivo de un 27%.

Con esta nueva tecnología, ¿también morirán personas (embriones)?

Como hemos dicho,  esta técnica busca permitir la concepción a partir de una relación sexual normal; por lo tanto, la probabilidad de muerte embrionaria se uniría estadísticamente a las de un aborto espontáneo, puesto que la fecundación en Naprotecnologia siempre  es “in vivo”,  no in vitro.

El apoyo conseguido durante el embarazo incluye, a menudo, la suplementación con progesterona. La evaluación periódica de esta permite la prevención de abortos tempranos y riesgos o amenazas de aborto.

¿Es posible que, a través de esta tecnología, los cónyuges puedan elegir tener un varoncito o una mujercita?

No existen estudios científicos de cierto rigor que puedan apoyar esta hipótesis. Si bien es cierto hay teorías que defienden, que las relaciones sexuales tenidas cercanas a la ovulación dan más varones; y lejanas, más mujeres.

¿Qué diferencias fundamentales hay con la Fecundación in vitro?

Las técnicas artificiales de reproducción asistida, comprenden todos los tratamientos o procedimientos que incluyen la manipulación tanto de ovocitos como de espermatozoides o embriones humanos, para el establecimiento de un embarazo. Incluye  la fecundación in vitro y la transferencia de embriones, la crio preservación de ovocitos y embriones, así como la donación de ovocitos y embriones. En España, la inseminación artificial con espermatozoides de la pareja o de un donante también está considerada como técnica de reproducción asistida.

¿La Naprotecnología se está usando ya en el Perú?

Desde el Policlínico de la Universidad de Piura, la Dra. Helvia Temprano inició, en el 2007, la enseñanza de los indicadores de fertilidad para la búsqueda o el aplazamiento de un embarazo; actualmente estamos continuando este trabajo.  Para difundirlo y aportar a su conocimiento, del 9 al 11 de noviembre, tendrá lugar el III Congreso internacional sobre conocimiento de la fertilidad, en la Universidad de Piura, campus Lima. Acudirán expertos nacionales e internacionales relacionados con el mundo de la Naprotecnología.

¿Qué tan importante es que obstetras y ginecólogos la utilicen?

Es importante que las personas que quieran optar por el uso de este recurso clínico, encuentren profesionales sanitarios preparados y  cualificados sino no podremos afirmar que la atención sanitaria es universal.

Quienes trabajamos con los criterios de la Naprotecnologia utilizamos todos los recursos clínicos educativos, farmacológicos y quirúrgicos para conseguir un embarazo a partir de una relación sexual normalmente tenida. Con este criterio, es importante hacer un buen diagnóstico y apurar cada paso clínico al máximo. La mayoría de nuestros pacientes así lo demandan y es lo que queremos hacer.

¿Qué hace falta para implementar su uso y para que las futuras madres o parejas con problemas de fertilidad puedan acceder a ella?

La respuesta es fácil: hay que hacer una buena campaña informativa y formativa sobre la Naprotecnología, porque lo que no se conoce, no se puede elegir.

Frase para resaltar

“La naprotecnología es una técnica que busca las causas de la infertilidad. No presenta problemas éticos, médicos ni legales como la fecundación in vitro, ya que no experimenta con los embriones”. (Aciprensa)

Para saber

  • La doctora Valdés es autora de la investigación “Aplicación del conocimiento de la fertilidad humana para búsqueda de embarazo: resultados en el ámbito clínico”, en ella  desglosa el trabajo realizado durante 20 años en la consulta de Obstetra (matrona) de la sanidad pública española, con una alta eficacia (41%), bajo costo y alto índice de satisfacción, en las  mujeres/parejas que acudieron a las consultas.
  • Será una de las expositoras en el I Curso de formación para obstetras: Conocimiento de los indicadores de fertilidad, que se realizará en la UDEP el 28 y 29 de este mes, en el que también expondrán los médicos Gerardo Castillo y Edwin Yglesias; la bióloga Luz Estela Vera y la Lic. en enfermería, Lourdes Kcam.