UDEP y Fiscalía de Familia realizan Escuela de padres en Vice

(Piura).- La Escuela de padres busca generar espacios de diálogo en los que diferentes profesionales orienten a los padres y madres de familia para un mejor ejercicio de su rol frente a sus hijos

(Piura).- Favorecer el diálogo, ayudar a combatir la violencia de género y fomentar una cultura emprendedora en un clima de paz son los objetivos generales. Apuntando a ello, se han iniciado los talleres en las Escuela de padres, en el distrito de Vice, con la participación de 30 personas, y la presencia de representantes de la Fiscalía de la Familia. Es un primer gran paso, en el que están comprometidos, educadores, padres y madres de familia, autoridades locales y la Universidad de Piura.

La Escuela de padres busca generar espacios de diálogo en los que diferentes profesionales orienten a los padres y madres de familia para un mejor ejercicio de su rol frente a sus hijos. Los talleres se realizan en Vice y se irán desarrollando de manera descentralizada en diferentes sedes del distrito, en coordinación con las instituciones educativas de Vice, Becará, Letirá, La Tortuga y demás anexos.

La actividad se realiza en el marco del Programa “Mejora del sistema educativo y promoción de una cultura emprendedora para el impulso del tejido microeconómico del distrito de Vice, Provincia de Sechura, Piura, Perú” (Programa Vice); en coordinación con las instituciones educativas de la zona, y con la Fiscalía Provincial Civil y Familia de Sechura.

El Programa Vice es financiado por la Generalitat Valenciana y la Fundación Mainel y ejecutado por la Asociación para el Desarrollo de la Enseñanza Universitaria, la Universidad de Piura y la Municipalidad Distrital de Vice. Este programa busca contribuir a la mejora de la calidad de vida de las familias del distrito de Vice, a través de acciones que fortalezcan el desarrollo de las capacidades de los habitantes.

Los talleres de la Escuela de Padres abordan cinco ejes temáticos: conocimiento de sí mismo, virtudes para la convivencia en el hogar, deberes y derechos en la familia, educación de los hijos e hijas y orientación vocacional. Se trata de facilitar una orientación integral que les permita, al padre y madre de familia, comprender la riqueza de las interacciones humanas y la importancia de asumir la educación y formación de hábitos en los hijos e hijas como una tarea de los padres.

“Deberes y derechos en la Familia”
En este primer taller, desarrollado en la I.E. José Olaya Balandra de Becará,  Ana María Pariona Torres de la Fiscalía de la Familia de la Provincia de Sechura, destacó la importancia de hacer de la familia un mejor lugar para crecer. Para ello, recomendó una serie de acciones que van desde las demostraciones de cariño a los hijos, hasta los esfuerzos por mantener un buen clima familiar, educar en la confianza y diálogo, predicar con el ejemplo y compartir el máximo de tiempo con los hijos.

Además, Pariona Torres exhortó  a los cónyuges a asumir la conducción del hogar de forma coordinada, de modo que se evite el maltrato y la violencia doméstica de cualquier índole, así como, las discusiones y altercados, especialmente, delante de los hijos. Hizo un llamado a los participantes para que sean perseverantes frente a la educación de los hijos. “Ustedes tienen el deber y derecho de educarlos; los niños y niñas menores de 16 años tienen que estar en las escuelas, ellos están bajo su tutela hasta que cumplan la mayoría de edad”, advirtió la funcionaria.

Violencia familiar en aumento
Según las estadísticas de la Fiscalía Provincial Civil y Familia de Sechura, a nivel provincial, en el 2010 se reportaron 329 casos de violencia familiar; 545 hasta noviembre del 2011, y a mayo del presente año, ya había 230. Es decir, las denuncias en casos de violencia familiar son constantes.

Frente a tal situación, la Fiscal de la Familia, Dra. Nadia Nuñez, comenta que “el incremento de las denuncias por hechos de violencia familiar que se tramitan diariamente en este despacho fiscal son consecuencia directa del incumplimiento del deber fundamental de respeto mutuo dentro de la familia”. También explicó que estos problemas se originan, además, porque se constituyen nuevos hogares sin amor y sin responsabilidad; sin embargo, anotó que con una adecuada formación y con la voluntad de cambiar la situación, estos índices se podrían revertir.

El Código Civil  establece que a la familia le competen cuatro funciones básicas: biológica, educativa o social, económica y solidaria o psicológica; en tal sentido los padres y madres de familia tienen deberes irrenunciables frente a sus hijos. Por ello, cuando se presentan casos donde un padre se niega a cumplir con alguna obligación, como la de manutención  existe una ley que asiste al niño o niña, y al otro cónyuge. También existen instancias de conciliación como la DEMUNA, la Policía, el Juez de Paz y la Fiscalía de Familia.

Ana Pariona, de la Fiscalía Provincial Civil y Familia de Sechura, comenta que cuando el infractor se niega a asumir sus obligaciones, se inicia un proceso judicial que puede tardar hasta un año y de ser encontrado responsable, el sistema judicial le obliga a reconocer su falta desde el inicio de la omisión.

Lo que dice la ley
La Ley 26260, contra la violencia familiar y sexual, define a este tipo de violencia como “cualquier acción u omisión que cause daño físico o psicológico, maltrato sin lesión, inclusive amenaza o coacción graves y/o reiteradas, así como violencia sexual, que se produzca entre: cónyuges, excónyuges, convivientes, ascendientes, descendientes, parientes colaterales hasta cuarto grado de consanguinidad y segundo de afinidad; quienes habitan en el mismo hogar, siempre que no medien relaciones contractuales o laborales; quienes hayan procreado hijos en común, independientemente que convivan o no al momento de producirse la violencia”.

Hay que señalar que, de acuerdo al Centro de Emergencia Mujer (CEM), en Piura de cada 10 casos de violencia, 9 víctimas son mujeres.