Alumnos de la UDEP realizan ayuda social en Cusco

Integrantes del Voluntariado de Ayuda Social (VAS) realizaron encuestas para analizar la realidad socioeconómica de Cuncani, zona de extrema pobreza en Urubamba.

Durante una semana, ocho alumnos del campus Lima estuvieron en Cuncani, un pueblo de la provincia de Urubamba (Cusco), para encuestar a sus familias y recopilar información para futuros proyectos sociales. La actividad fue organizada por la ONG ‘Nexos Voluntarios’ (NeVo) y el Voluntariado de Ayuda Social (VAS) de la UDEP.

Trabajo voluntario UDEP

NeVo es una ONG que trabaja con voluntarios extranjeros, pero que siempre ha buscado incluir la participación de jóvenes peruanos en sus proyectos. El trabajo realizado por los alumnos de la UDEP fue gestionado por el Dr. Antonio Mabres, prorrector de la Universidad de Piura; la directora de estudios del campus Lima, Nancy del Águila; y el  P. Juan Armas.

Los estudiantes viajaron acompañados del docente de la Facultad de Ingeniería de la UDEP, el Ing. Reynaldo Villar, quien afirma que lo más importante de la experiencia fue haber conocido la realidad de las personas que viven en el interior del país y que no se benefician del actual boom económico. “Para los alumnos ha sido una buena vivencia personal y profesional porque los puso en contacto con una realidad, que a pesar de estar en el mismo país, muchos no conocían”, explicó.

La directora ejecutiva de NeVo, Maricarmen Valdivieso, aseguró que el trabajo hecho por el grupo de la UDEP superó las expectativas de la ONG. “Los chicos no solo hicieron un excelente trabajo, también demostraron mucho interés: durante una semana se levantaron muy temprano y encuestaban a las familias en una geografía muy distinta a la que están acostumbrados. Eso demuestra que la universidad no solo forma buenos profesionales sino buenos seres humanos, así que se corroboró su slogan”, comentó.

encuestasvasudepcuncani

Diego Ramírez Irrivarren, estudiante del VII ciclo del programa académico de  Administración de Servicios comenta su estadía en el pueblo cusqueño. “Participar en el voluntariado no solo significó una experiencia de ayuda social, sino el haber luchado contra mis límites. Desde el primer día tuvimos que soportar un frío intenso y lluvias con granizo. Sin embargo, no puedo decir que todo fue malo, Cuncani es una de las más grandiosas comunidades que posee paisajes envidiables y unos amables pobladores”.

Además del trabajo voluntario, los alumnos de la UDEP hicieron turismo. Visitaron el circuito de turismo vivencial en Media Luna, donde conocieron los rituales hechos con cuyes, y aprendieron a tejer y teñir con tintes naturales, y a preparar la chicha del Valle Sagrado de los Incas.

Mucho por hacer

El ingeniero Reynaldo Villar opina que es importante conocer las necesidades de Cuncani para saber qué proyectos desarrollar.  “El pueblo tiene abundante agua sin aprovechar. Yo llevaría un par de ingenieros mecánico eléctricos para construir una central hidroeléctrica o una piscigranja, y enseñar a sus pobladores su tratamiento para que se convierta en una actividad sostenible”.

Los alumnos de la UDEP realizaron 54 encuestas con la ayuda de traductor de quechua. “Aún falta entrevistar a 19 familias, pero podemos afirmar que conocemos más sobre las expectativas, problemas y temores de los pobladores. En NeVo consideramos que nuestro trabajo no es ir y brindar ayuda, sino trabajar conjuntamente con ellos. Queremos acompañar a las comunidades en el proceso de desarrollo y crecimiento y aprender de ellos”, detalló la directora  ejecutiva de NeVo.

 El pueblo

Cuncani está ubicado a tres horas de Urubamba, entre los 3 800 y 4 800 m.s.n.m. Es una zona de extrema pobreza donde abundan las caídas de agua y cerros pelados. Viven 78 familias dedicadas, básicamente, al cultivo de papa, maíz, y a la crianza de ganado. En ambas labores participan los niños, después de salir de la escuela. En la comunidad no hay desagüe ni señal de celular. La única forma de comunicación es un teléfono público satelital, o caminar dos horas hasta Lares, el pueblo más cercano. En la escuela de Cuncani, de 64 niños, solo tres no sufren de anemia.

 Nexos Voluntarios (NeVo)

Es una asociación civil peruana que realiza proyectos de desarrollo en Urubamba. Opera sin fines de lucro y promueve el desarrollo humano responsable a través del apoyo de diferentes actores de la sociedad.

“En setiembre realizaremos una presentación de nuestro trabajo en Cuncani, aquí en Lima. Las personas interesadas pueden asistir o llamar al 4400739. NeVo más que una organización es una comunidad de personas de diferentes razas, culturas y pensamientos que generan lazos para promover el desarrollo sostenible en nuestro país”, explicó Maricarmen Valdivieso.

La directora de estudios del campus Lima de la UDEP, Nancy del Águila, anunció que el 17 de agosto se realizará un partido de fútbol en la cancha de la Universidad de Piura con el fin de recaudar fondos económicos para cubrir futuras actividades sociales.

JosemaAnacleto