¿Cuál es el horario ideal de estudio para los universitarios?

¿Mañana, noche o madrugada? Camilo García, docente de Ciencias de la Educación, resalta algunas recomendaciones a los universitarios para un efectivo y adecuado estudio.

Estudio universitario
No hay uno exacto, pero si existen espacios de tiempo que podemos aprovechar al máximo: si es en la mañana mejor. Ahora, el estudio de madrugada debe ser algo muy excepcional y, a diario, no es lo más recomendable. Este ejercicio exige y necesita de toda nuestra concentración y energía; es por eso que, la madrugada está destinada para el descanso y no para otro tipo de actividad.

Los estudiantes  deben ajustarse a sus espacios de tiempo libre y aprovecharlos para buscar información, avanzar con algún trabajo y habituarse a dos o más horas de estudio diario, dependiendo del itinerario de cada uno.

Puedes estudiar en biblioteca, en casa o con los famosos grupos de trabajo, etc. La clave está en la organización del tiempo. Ayudará mucho medirse en la carga académica y, en sentido, la experiencia misma enseña al universitario a medir sus fuerzas y llevar los créditos necesarios; de tal modo que, no nos agobie siempre el ‘no tengo tiempo’.

Algunas recomendaciones…

-Buscar el lugar y la hora adecuada, evitando cualquier tipo de distractores; en ese sentido ayudaría lugares como la biblioteca o similares.

-El estudio, en primera instancia, es una acción personal del universitario; luego se recomienda compartir lo aprendido con sus compañeros. Así será más fructífero y eficaz el aprendizaje grupal.

-Entiendo que cada uno tiene su propio modo de estudiar y dependiendo de los resultados que este obteniendo puede considerar cambiar el mismo a fin de hacer más eficaz el estudio. Algunos les va bien por ejemplo subrayando; pero no se debe abusar de esto, puesto que perdería su eficacia.

-Para quienes prefieren y les va bien con los resúmenes o esquemas, ayudaría cualquier organizador gráfico para fijar las ideas principales (mapas conceptuales, esquemas de llaves, etc.).

-El alumno debe aprovechar su experiencia, detectando sus fortalezas y debilidades, porque sobre ello hay que trabajar para conseguir mejores resultados.

-Hay que dormir lo necesario. Si te desgastaste toda la madrugada puede jugarte en contra durante el examen.