Feliz día, radio

Hoy en el Día Mundial de la Radio es justo rendir homenaje a este medio que llegó hace más de 100 años y vino para quedarse.

radio_udepCálida, cercana, social y coloquial. La radio llegó al mundo hace más de 100 años y vino para quedarse. En pleno siglo XXI, donde la tendencia a la digitalización es cada vez mayor, este medio de comunicación social se pone a la vanguardia. “La radio se ha sumado a la revolución digital para ampliar su poder y su alcance. En todo el mundo, los costos de emisión se están reduciendo y el número de emisoras de radio está aumentando”, ha declarado Irina Bokova, directora mundial de la Unesco.

Hoy, en el Día Mundial de la Radio es justo rendir homenaje a este medio de masas pero personal, que pese a tener más de un centenar de años encima no envejece y, sobre todo, sigue llegando con calidez hasta los lugares más recónditos.

“La radio ahora más que nunca nos une, nos acerca y nos acompaña. Camina con los jóvenes en sus trayectos diarios, se le oye bajito mientras se trabaja en la oficina, es la fiel compañera de los taxistas,  y en zonas lejanas de geografía complicada, presencia las cosechas agrícolas”, comenta la licenciada Judith Ato, profesora de Radio de la Facultad de Comunicación de la Universidad de Piura.

Computadoras, celulares y tablets son ahora receptores de radio gracias a Internet: la radio es ahora más global que nunca. La Lic. Ato afirma también que, con las nuevas tecnologías la radio puede garantizar su existencia por muchos años más. “La radio siempre ha tenido una respuesta inmediata de la audiencia, pero esta se ha potencializado, por ejemplo, con las redes sociales donde se viraliza el contenido rápidamente y se agiliza la interacción con las audiencias”.

¿Recuerdas aquella canción que escuchaste alguna vez en la radio y no se te quitó de la cabeza en todo el día? ¿Te dijeron tus abuelos: cuídate mucho que escuché por radio que están asaltando a los jovencitos? ¿Detuviste al taxista justo a tiempo para que no cambie de estación? Seguro algo de eso te pasó.radio

Antes de que termine el día, recuerda tu primer contacto con este medio mágico. Quizás fue hace mucho, en el aparato enorme de radio que había en tu casa o en una a pilas. Ahora está en Internet y hasta en tu celular. La radio sigue allí para acompañarte a todas partes. Y tú, ¿escuchas radio?