Humala debe encabezar iniciativas estratégicas para el crecimiento de largo plazo

marcos agurtoEl Presidente se equivocó al afirmar que el país estaba en crisis. Ahora, debe pensar estratégicamente en cómo lograr el crecimiento económico y encabezar,  por ejemplo, un  plan para desarrollar la infraestructura, indica el economista Marcos Agurto, docente del programa de Economía de la Universidad de Piura.  Además, dice, son claves: la reforma real del aparato estatal y de los estamentos que imparten la ley y el orden.

El Dr. Agurto Adrianzén explica que no hay una crisis en el país sino una desaceleración de la economía. “Se venía creciendo en tasas cercanas al 6% y ahora son menores del 5%.  Si esto se mantiene, causa preocupación, pero de ninguna manera es una depresión o una crisis, aún la economía peruana es líder en Latinoamérica”. Sin embargo, anota, esta es una señal que hay que tener en cuenta.

Explica, asimismo, que la economía de un país hay  aspectos fundamentales “como la confianza empresarial que se ve muy afectada cuando las esferas gobernantes dan señales de  preocupación extrema. El error de Humala,  según la última encuesta de Pulso, ha hecho el que el 61% de peruanos piense que hay una crisis y esto no es cierto”.

Falta de infraestructura y la corrupción

El economista señala como motivos de la desaceleración, los siguientes: 1. No se ejecutaron proyectos claves que podían haber mantenido el crecimiento elevado (como Conga. 2. Si un país está creciendo y quiere seguir así, “debe ser mucho más competitivo, porque las condiciones ya no son las mismas; debe estar preparado: mejorar la infraestructura (física, social, de salud, etc.), la educación, tener un gobierno más eficiente, menos corrupto; promover una carrera pública por méritos. Y no se está trabajando mucho en esto. Algo se está haciendo con Servir, pero se necesita de una modificación radical, una carrera pública que comience desde abajo,   por mérito, a la que accedan los más capacitados, etc.”. Se debe mejorar la gestión pública: implementar una escuela de posgrado en gestión pública que seleccione a los mejores alumnos de los colegios del país y que se apoye en las mejores universidades del Perú, expresa Agurto Adrianzén.

Anota que otro problema latente es la minería informal y la falta de orden. “La minería informal no genera impuestos, ni canon; pero sí, contaminación. Un estado que no puede hacer valer el orden ni su principio de autoridad, no funciona”.

El ‘golpe’ por la crisis europea

Para el economista la crisis europea ha afectado solo en algo la economía del país, “por el temor de que los países que compran nuestros productos entren en recesión o crezcan menos; esto genera menor demanda”. Pero, en general, en la situación actual se van conjugando todos los factores mencionados: “Lo más importante, porque determina nuestra competitividad en el largo plazo como país: es  ir alcanzando niveles de infraestructura (de todo tipo) que permitan ir dando pasos adicionales”, sostiene.

Una nueva cara para el Presidente

Al evaluar la actual gestión, Agurto le reconoce algunos aciertos: “no aplicar la gran transformación anunciada; continuar con la política de estabilidad macroeconómica basada en un Ministerio de Economía bien manejado y en un Banco Central independiente; continuar con iniciativas de TLC y las buenas iniciativas del Midis en la reorganización de los programas sociales, aunque, expresa, “los programas sociales se enfrentan a lo que es el estado peruano: un aparato de corrupción espectacular; entonces la ayuda se va quedando, los productos llegan en mal estado y no a todas las personas que lo necesitan”.

Recomendó, por ello, que el Presidente se muestre como el que piensa estratégicamente. “Debe tomar medidas estratégicas para mejorar la infraestructura, la seguridad, y la carrera pública, por ejemplo, y trabajar en la Reforma el Estado. Esto implica: 1. Tener las agallas para crear una carrera pública a todo nivel. 2. Reformar los estamentos que imparten justicia y orden: la Policía Nacional y el Poder Judicial. 3. Implementar un plan de infraestructura agresivo”.

En cuanto a infraestructura, mencionó que ni con Toledo ni García el Estado tuvo un plan de verdaderamente estratégico que sitúe al Perú en una base diferente para su crecimiento. “Y, estratégicamente, ni Toledo, ni  Humala se han preparado para rentabilizar el crecimiento económico que se venía generando. Han tratado de irse acomodando pero sin un planeamiento estratégico de crecimiento del país a largo plazo”.

Finalmente, dijo que faltan iniciativas para reducir los índices de violencia y medir los efectos del plan que se aplique para ir viendo en cuánto se reduce. Si no hay seguridad se reducen las inversiones individuales, las empresariales; hay más temor para comprar, para salir y cada ciudadano gasta más en su propia seguridad: en alarmas, vigilancia, sistemas de seguridad, etc.

presidente humala encabezar iniciativas estrategias crecimiento