“La economía del Perú no dejará de crecer”

Fernando Núñez, socio de Ernst&Young, dictó una conferencia en un desayuno corporativo organizado por el programa académico de Contabilidad, como parte de las actividades por su vigésimo aniversario.

Foto: El Comercio

Foto: El Comercio

En las  últimas semanas,  muchas voces dentro del Gobierno se han referido a la situación económica del país. El ministro de Economía, Luis Castilla, mencionó el término “vacas flacas” cuando se refirió al periodo de menor crecimiento que viene experimentando el país en los últimos meses, y que continuará en el mediano plazo.

En el Desayuno Corporativo organizado por el programa académico de Contabilidad, el socio de Ernst&Young, Fernando Núñez, señaló que, aunque el crecimiento del país no será tan acelerado como en los últimos años, el Perú no dejará de crecer. Núñez explicó que, por ejemplo, algunas concesiones mineras, cuyos proyectos se pondrán en marcha entre el 2014 y el 2016, contribuirán a la aceleración de nuestra economía.

“Además, el rubro servicios va a crecer mucho; por ejemplo, en el sector salud y en educación. El déficit educativo de nuestro país viene siendo atendido por un grupo de empresarios que ha formado grupos educativos a nivel nacional,  es el caso del grupo Innova.  En cuanto a la salud, están surgiendo nuevos centros médicos en el país, como el caso de Auna o Sanna, por ejemplo”, comentó.

Fernando Núñez

Fernando Núñez

“Armas” para el futuro

Fernando Núñez habló también sobre el ranking elaborado por el banco HSBC en el cual, según sus proyecciones, en el año 2050 el Perú será la economía número 26 a nivel mundial. Según el especialista, para afrontar este crecimiento no hay un único camino, sino que existen varias aristas que las empresas deben tener en cuenta.

“Por ejemplo, los temas regulatorios y tributarios siempre deben considerarse. Los impuestos son la base de crecimiento para el país; es importante que las empresas tengan modelos de planeamiento estratégico que ayuden a minimizar pagos indebidos que a veces suelen hacerse. Además, de cara al futuro, se deben implementar sistemas de control interno eficaces y reales; no fijarse solamente en el crecimiento o en la venta, pues con un buen sistema se ahorrarían muchísimos costos”, detalló.

Las  empresas peruanas

El ejecutivo de Ernst&Young, indicó que  las empresas corporativas peruanas ya vienen haciendo buenas gestiones internas; sin embargo, considera que el problema surge con las empresas regionales. Un inconveniente notorio –agregó- es que sus presupuestos de capacitación aún son muy bajos comparados porcentualmente con las empresas de escala mundial.

“En las regiones,  las cámaras de comercio deberían jugar un rol más activo. Piura, por ejemplo, destaca por su agroexportación; por qué no gestionar que 20 agroexportadores sean capacitados por expertos tributarios. Puede que cueste un poco más, pero se tendrán mejores resultados. La clave es trabajar en conjunto y asociarse para temas puntuales”, puntualizó.